+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL SECTOR DEL AUTOMÓVIL

El tercer miembro de la familia X de Opel, el Grandland X, llegará en otoño

 

El modelo Grandland X de Opel. - SERVICIO ESPECIAL

EFE
19/04/2017

El tercer miembro de la familia X de Opel, el SUV Grandland X, se presentará en septiembre en el Salón del Automóvil de Fráncfort (Alemania) y llegará al mercado en otoño.

De esta forma, se une a sus "hermanos" fabricados en Zaragoza, el Crossland X y el Mokka X, ambos unos 20 centímetros de longitud más cortos, ha explicado el fabricante en un comunicado.

Así, el nuevo SUV mide 4.477 milímetros (mm) de largo, 1.844 milímetros de ancho y 1.636 mm de altura, lo que le confiere una silueta deportiva, mientras que el maletero cubica 514 litros, ha destacado Opel.

En la parte delantera, la parrilla exhibe el Blitz de Opel y barras cromadas abarcan el logotipo de la marca y fluyen hacia el exterior hasta los faros LED con la característica forma de doble ala, "ensanchando ópticamente el frontal y dando al Grandland X una apariencia potente y sólida".

El todocamino equipa también pasos de rueda ensanchados y un revestimiento protector en la parte inferior de la carrocería que le dan un aspecto 'off-road'.

Opcionalmente, el acabado en dos tonos con el techo en contraste negro añade un toque extra de personalización.

En el interior, el panel de instrumentos y la consola central con pantalla táctil están alineados horizontalmente con el conductor.

La consola tiene tres filas de controles horizontales para un acceso "rápido e intuitivo" a las funciones multimedia, climatización y control del chasis.

El Grandland X también monta asientos ergonómicos, volante calefactable, calefacción de los asientos delanteros y traseros y portón trasero, que se abre con un simple movimiento del pie.

Atendiendo a los sistemas de asistencia al conductor, el coche equipa, entre otros elementos, control de crucero adaptativo con detección de peatones y frenado automático de emergencia, alerta de somnolencia del conductor, asistente avanzado de aparcamiento y cámara de visión 360 grados.

El todocamino cuenta con faros delanteros adaptivos (AFL) con tecnología LED y funciones como luces en curva, asistencia de haz de carretera y nivelación automática.

También ofrece el control electrónico de agarre opcional Grip Control que, especialmente con los neumáticos mixtos M & S, garantiza la tracción "superior" en diversas situaciones.

En cuanto a la conectividad, incorpora la última generación de sistemas multimedia IntelliLink y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que ahora incluye nuevas posibilidades como la reserva de habitaciones de hotel y la búsqueda de aparcamiento.

Opel ha puesto de relieve que los teléfonos inteligentes podrán cargarse de forma inalámbrica a través de la carga inductiva.