+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Independiente

Atados a la correlación de fuerzas

 

La Transición que dio lugar a la hoy baqueteada Constitución del 78 fue consecuencia de una correlación de fuerzas concreta. Por entonces la derecha (alineada básicamente en el tardofranquismo) seguía controlando el aparato del Estado (o sea, el instrumental coercitivo); sin embargo era ya incapaz de meter en redil a una oposición democrática (comunista en las calles, más entreverada en los conciliábulos de la Platajunta) cuyas fuerzas crecían de manera constante. Se luchó. Corrió la sangre. No hubo otra salida que pactar una reforma capaz de integrar buena parte de los programas de ruptura. En los extremos se produjo alguna resistencia (más a la derecha que a la izquierda). En Euskadi la locura se encarnó en un terrorismo tan criminal como inútil. Hubo momentos complicados. Tampoco fue fácil equilibrar las tensiones sociales... Pero la cosa acabó cuadrando bien que mal. Quienes dicen que así empezó la etapa más tranquila, libre y fructífera de la Historia Contemporánea de nuestro país aciertan. Además no había otra alternativa.

Ahora nada está claro. Y si las nuevas izquierdas y los nacionalismo periféricos no miden bien la correlación de fuerzas, no se saldrá de la crisis actual por el lado bueno (más democracia) sino por el malo (menos). La hegemonía política (en las urnas y en la calle) viene oscilando desde el 1-O, o quizás desde bastante antes, y podría derivar en una revisión del espíritu constitucional, solo que para limarlo de las alegrías rupturistas de hace 40 años. De la misma forma que existe una izquierda insatisfecha que hereda de la sopa de letras comunista (PCE, PTE, MC, ORT, LCR, etcétera) la frustración por no haber conseguido sus objetivos estratégicos, hay una derecha radical (hijos de Fuerza Nueva, de Falange, de Alianza Popular) que estuvo y está en el núcleo duro del PP y a la cual no se la ido de la cabeza que en el 78 se cedió demasiado.

Atentos pues a la correlación de fuerzas. No sea que se vuelva loca, y quienes hoy abominan del 78 acaben suspirando por los derechos y libertades entonces consagrados.

   
14 Comentarios
14

Por José S.1 20:14 - 13.10.2017

Hace tres días una mujer calificaba a los conservadores en su conjunto de una «política vacía» y, añadía: «El racismo, la misoginia y el sectarismo entre sus filas han sido feamente expuestos al completo. Los desagradables puntos de vista expresados por demasiados políticos conservadores no tienen cabida en la vida pública. Esa es la austeridad conservadora: cruel, vergonzosa, contraproducente. En honor a la decencia, la austeridad debe terminar ya». Era Nicola Sturgeon, líder del Partido Nacional Escocés en el discurso de clausura del congreso anual de su partido. La señora Sturgeon dedicó también unas pocas palabras a la situación de Cataluña con España, y pedía al Gobierno español que considerase los deseos de los [separatistas] catalanes. Venía esto a colación pues pienso que en España tendemos al tremendismo. Normalmente invade la vida política donde parte de la izquierda no pierde un segundo en recordarnos el fatídico franquismo y parte de la derecha le da pie a ello. Empero, el ejemplo anterior estimo que es una muestra del antagonismo derecha-izquierda en todo el mundo democrático occidental. En el mismo Reino Unido, bastión y guía de la democracia Europea según dicen, hay no pocos políticos conservadores de relevancia que menudos piezas están hechos que dicen ustedes. Ni que decir tiene en los partidos nacionalistas al estilo del Frente Nacional francés o el Partido por la Independencia del Reino Unido. El lío este con Cataluña no tiene nada que ver con otra cosa que no sea la nefasta e incauta actuación del Gobierno catalán. Un Ejecutivo que desea imponer la secesión al resto de españoles, catalanes o no, saltándose la ley. Punto. Los violentos de cualquier supuesta ideología solo son unos gamberros --y a manudo unos enajenados mentales consecuencia de los narcóticos-- incluido el inútil que agredió a la señora Barba el otro día. Dentro de la ley, cualquier democracia es mejorable. Un saludo.

13

Por Antonio L.N. 19:52 - 13.10.2017

Amigo ESLOQUEHAY da gusto leer tus doctas y sabias opiniones sigue así por favor.

12

Por Antonio L.N. 19:46 - 13.10.2017

8 Minervo yo no me voy a Guinea porque jamás he defendido a Guinea ni a ninguna dictadura, cosa que Albertovich y tu si defendeis a vuestros coleguis Maduro y Castro.

11

Por Don Minervo 19:44 - 13.10.2017

Ayyy, señor Esloquehayyy, que sería de nosotros, de millones de españoles sino fuese por nuestra amada derecha, por que camino de penurias transitariamos, cual sería nuestro destino, por no hablar de adonde irían a parar nuestras almas. Cuanto le tenemos que agradecer a nuestra amada derecha y sin embargo cargamos contra ella sin motivo alguno, algunos no nos merecemos ni el aire que respiramos. Que ingratitud la nuestra.

10

Por Don Minervo 19:38 - 13.10.2017

Eleene. para paraísos, aparte de nuestra querida España que estamos como queremos y todo son buenas noticias, decía que para paraísos, los que sus honrados, honestos y decentes próceres esconden sus blancos "ahorrillos", esos si que son paraísos, esos si que son patriotas.

09

Por Esloquehay 18:14 - 13.10.2017

No había leído el editorial, gracias Paragonimus. Muchos intelectuales poco sospechosos empiezan a asomar en la vida publica recordando valores básicos. Si hay algo por contra que otros intelectuales, autodenominados siempre como progresistas, han abandonado es la internacionalización... pero no ha sido, por desgracia, por miedo a laminar la voluntad de los individuos, sino por ver peligrar sus viejos esquemas. Que la globalización acabe en la simple defensa de las aldeas es cortedad de miras, tanto en la derecha como en la izquierda. Y cuanto más simplón es el argumento (España nos roba, América Great Again, el Brexit) más vergüenza ajena provoca en quienes usan la cabeza.

08

Por Don Minervo 13:40 - 13.10.2017

Señor Albertovich, haga el favor de no tomar las calles, a ver si va a montar un 18 de Julio usted solito. Si pasase usted más tiempo en España y no estuviese tanto tiempo en paraísos como Cuba y Venezuela sabría que el PP está levantado la economía española y no le quedaría más remedio que rendirse y postrarse ante la verdad. Me pregunto porque LN no emigra a Guinea.

07

Por Esloquehay 12:57 - 13.10.2017

Resulta que según algunos no vivimos en democracia. Vaya, no sé qué hacemos entonces yendo a votar casi cada año. No sé qué hacemos pudiendo defender nuestras ideas en voz alta, cada uno a su albedrío. Que los demás no se convenzan de mi visión del mundo me puede cabrear (somos libres de ser egoístas y cabezotas), pero hay que respetar los mecanismos que permiten defender criterios ajenos. Por equivocados que nos parezcan esos criterios. Ahí el independentismo ha demostrado su falta de democracia. En el Congreso se oyó anteayer a todas las voces... Comparen con la situación del Parlament. El Gobierno debatió con todas las fuerzas políticas, aún cuando muchas de ellas le sometan a desgaste, eso no ha hecho cambiar las reglas. La Generalitat debería volver a hablar con la oposición, no utilizar a Forcadell para cerrar la boca a miles de catalanes. Hoy, el independentismo tiene miedo a debatir en el Parlament las mentiras fabricadas durante años, así que buscan mediadores y pactos fuera de las instituciones, para arrogarse una mayoría incontestable y tratar de salvar la cara. No merecen ese premio, ya es hora de explicar muchas cosas sobre la independencia, sus posibilidades reales, sus costes, su apoyo, la indivisibilidad de la propia Cataluña, si esto es un neverrendum (votar y votar hasta que salga, después, adiós al "derecho a decidir"), cómo se ha llegado a esta polarización que ha dejado de estar oculta. Y eso lo tienen que debatir en en Parlament. Con su propia gente, a la que no han escuchado para intentar un cambio tan trascendental. Cuando todos no quieren lo que tú quieres, hay que dejar los maximalismos y respaldar un modelo que sea integrador. La Constitución del 78 tuvo un apoyo abrumador, no lo cambiaría yo (es mi opinión) por modelos con el 49%, ni por el 51%. Menos cuando detrás de cada porcentaje hay millones de personas.

06

Por jauto47 12:43 - 13.10.2017

Para Antonio L N: en tus gritos de mayúsculas has equivocado una palabra, donde dices todos, debiera decir algunos, y no es una opinión es una realidad.

05

Por Antonio L.N. 12:31 - 13.10.2017

Yo quiero que los indepes catalanes sigan dejando pasar el tiempo porque así más empresas HUIRAN DE ALLI Y VENDRAN A ARAGON DE MOMENTO YA ESTAN PROCLINIC, MGS Y unas cuantas más en trámites VENID CON NOSOTROS QUE AQUI SEREIS MAS FELICES.