Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Sala de máquinas

Cuando la fotografía se funde con el paisaje

Juan Bolea Juan Bolea
20/03/2017

 

La exposición de Columna Villarroya en el Palacio de Montemuzo, en el casco viejo de Zaragoza, es un canto a la naturaleza, a su belleza y a su poder, y una metáfora de nuestra presencia en el mundo.

El elemento humano, fabril, científico, de la especie humana que pretende dominar esa naturaleza a veces amable, a menudo hostil, es, simplemente, un espejo. Un símbolo. Un reflejo que sirve para homenajear a la propia naturaleza, proponiéndole un juego de perspectivas, modificando la visión pero sin variar su esquema.

Es como si la artista, esa extraordinaria e intuitiva fotógrafa que es Columna Villarroya invitara a montañas y lagos a contemplarse a sí mismos en un ejercicio de coquetería susceptible de aplacar sus iras, dulcificando con las mieles del narcisismo, con su propia e imposible contemplación, los humos y los fuegos, los oleajes y vientos de un planeta tierra airado por la pretensión de los intrusos de sojuzgarla.

Así, arenas, océanos, espigas de trigo o mantos de nieve se reflejarán en esos pedazos de esmerilado vidrio con otro ángulo y tamaño, pero sin alterar su sustancia. Estamos viendo árboles, praderas, nubes, pero ellos/as se están, a su vez, viendo a sí por primera vez, despertando, gracias a la lente del fotógrafo, a la conciencia cósmica, y nos hablan, nos contemplan a su vez, son parte ya de nuestro lenguaje merced a esos espejos que Columna ha ido sembrando entre las las luces del amanecer y del anochecer como versos de un poema.

Hay poesía, un profundo respeto y honda sensibilidad en esta colección, titulada, también poéticamente, del Paisaje. La artista se ha acercado tan sigilosa y cariñosamente a la naturaleza que ésta la ha aceptado y a través de ella nos habla, despliega sus colores, sus texturas y susurros, a fin de conmovernos y capturarnos con otros lazos y someterse a la interpretación. Y asimismo Columna Villarroya, asimilada al entorno natural, nos deja ver las raíces y flores de su interior, los pétalos y las troncos de su vida afectiva, rostros que se reflejan en su espejo existencial, algunos objetos, sueños, obsesiones, destellos que la han acompañado en su devenir artístico.

Fotografías que son como cuadros, paisajes que desnudan algo esencial y al mismo tiempo próximo y real como el contacto de la mano en la piedra o la lluvia sobre nuestra piel.

Arte y naturaleza.

4 Comentarios
04

Por Don Minervo 17:54 - 20.03.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Querido Bolea y perdóneme usted, pero que prosa tan empalagosa la suya, de verdad me parece un artículo de lo más recargado, pomposo y rebuscado. Otro Lunes de homenaje.

03

Por majebur 12:49 - 20.03.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Franco bastante presente. La Historia del cercano pasado, no muere, suele continuar, para bien o para mal. Aunque parece que algunos tertulianos de este foro no se enteran. Quizá algunos de ellos celebran la Cincomarzada, sin enterarse -ojalá- de que se conmemora un triumfo de unos y una derrota de otros españoles, que aún hoy se sienten muy agraviados.

02

Por majebur 12:43 - 20.03.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Que crítca más completa y bonita de la exposición de Columna Villarroya. Raimón, si hicieran las ciudades en el campo, tal como se estructuran aquellas, el campo iría desapareciendo. Aunque no estaría mal que "la España vacía" se poblara cun un adecuado equilibrio, para que artistas como la autora de la exposición a la que el autor alude no desaparecieran.

01

Por Raimon 11:14 - 20.03.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Juan pasaré a ver expo, que promete, oye una reflexion, si es mas sana la naturaleza en el campo que las ciudades , ¿Porque no hacen las ciudades en el campo?, saludos.

Opinión
El Independiente

Y los catalanofóbicos, ¿qué dicen?

Por: José Luis Trasobares

Políticamente incorrecta

El agua otra vez

Por: Lola Ester

Sala de máquinas

La comunidad de los corazones rotos

Por: Juan Bolea