+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

los efectos en figueruelas

Los sindicatos valoran el plan pero temen los ajustes futuros

Linda Jackson visita Zaragoza para felicitar a la plantilla por el ‘Aircross’. Los recortes se trasladarán en parte a la negociación del convenio colectivo

 

Un trabajador de la planta automovilística de Opel en Figueruelas. - NURIA SOLER

R. B. L.
10/11/2017

El trazo grueso del plan estratégico de Opel para sus plantas en Europa dibuja un escenario esperanzador para Figueruelas por la llegada del Corsa electrificado. Los sindicatos recibieron con cierto alivio la noticia, pero no esconden la inquietud que existe por la falta de concreción de los ajustes que se producirán en las próximas semanas. De hecho, tanto la plantilla como sus representantes parecen asumir que la letra pequeña será dolorosa porque implicará importantes ajustes salariales y de estructura en toda Opel España. Esta misma semana, el director general de la compañía, Antonio Cobo, advertía sobre la situación: «El futuro está en riesgo si no somos rentables». Y eso pasa ineludiblemente por llevar a cabo recortes.

La secretaria general de Industria de CCOO Aragón y miembro del comité de empresa de Opel España, Ana Sánchez, reconoció ayer que las incertidumbres no se han despejado todavía para la factoría aragonesa, que parece vivir en un continuo examen del que depende la producción y el mantenimiento del empleo.

No obstante, dado el volumen de carga de trabajo asignado para Figueruelas para el 2018 (se prevén fabricar casi 450.000 vehículos), parece descartable que las bajas incentivadas o las prejubilaciones puedan producirse en Zaragoza. De hecho, la dirección de Opel ha planteado, en el convenio que está negociando con los sindicatos, trabajar seis días de la semana para hacer frente a la demanda de producción y no se descarta incrementar algo el empleo en la factoría.

REUNIÓN EN ALEMANIA

Mientras Tavares y Lohscheller anunciaban los primeros trazos del plan, los representantes de UGT y CCOO en Figueruelas viajaban a Alemania, donde hoy tienen prevista una reunión del pleno del comité europeo. Y es probable que conozcan las medidas con más detalle y planta por planta.

Para Chema Fernando, uno de los representantes sindicales (CCOO) en la reunión, la llegada del Corsa eléctrico a Zaragoza es positiva, ya que «nos posiciona de cara al futuro», aunque reconoce que lo complicado es ahora alcanzar un acuerdo en la negociación del convenio que satisfaga a ambas partes.

Desde CGT consideran que lo prioritario en estos momentos es mantener el empleo y las condiciones de los trabadores. Para Acumagme el frente de la negociación del convenio y los ajustes están muy relacionados.

Por otro lado, la directora general de Citroën, Linda Jackson, visitará hoy la factoría de Figueruelas para agradecer a la plantilla el esfuerzo realizado en el lanzamiento del nuevo modelo de la marca, el Citroën C3 Aircross .