Kiosco

El Periódico de Aragón

Mercado laboral

Aragón roza su récord histórico de empleo

La comunidad acaricia los 600.000 cotizantes y el paro se reduce en 1.333 personas en junio / El empleo es hoy la mejor garantía para afrontar los elevados precios que amenazan la economía

Una terraza de la plaza España de Zaragoza. ANDREEA VORNICU

El empleo se ha convertido en la mejor tabla de salvación para la economía y las familias aragonesas en un contexto marcado por los elevados precios y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. La situación de los hogares es complicada pero tener un puesto de trabajo es un seguro de vida en tiempos tan convulsos. Junio concluyó con 598.594 afiliados a la Seguridad Social en Aragón, lo que convierte esta cifra en la tercera mejor de la serie histórica, por lo que es más que probable que la comunidad logre un récord de afiliación este verano y pulverice los 599.684 cotizantes registrados en mayo de 2008. 

Entonces, hace ahora 14 años, el efecto de la Expo elevaba la contratación hasta niveles desconocidos. Hoy, el escenario es más adverso, con una inflación disparada y una guerra en el corazón de Europa. Sin embargo, el mercado laboral aragonés todavía no se resiente, en gran medida, por las ansias de consumo de la población en plena campaña estival tras varios veranos condicionados por las restricciones del covid. De hecho, los cotizantes a la Seguridad Social crecieron en Aragón en 7.264 personas el mes pasado (+1,23%), según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, lo que demuestra el dinamismo de la actividad económica. 

La consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, subrayó la fortaleza del mercado laboral e incidió en que, “en tiempos de incertidumbre, la mejor de las certezas es que siga habiendo empleo y expectativas de empleo". A su juicio, se trata de los mejores “cuidados paliativos” ante un escenario de elevada inflación.

Las buenas noticias llegan por los datos de afiliación pero también por la reducción del desempleo, ya que el paro descendió en 1.333 personas en Aragón (-2,26%) en el sexto mes del año y deja la cifra de personas sin trabajo en 57.595, algo que no se recordaba desde octubre de 2008, tal y como reflejan los datos del Ministerio de Trabajo. Además, la buena tendencia de los últimos meses hace que el paro haya caído en 17.983 personas en el último año en Aragón, un 23,79%.

Vigor en el sector servicios

Todos los sectores registraron descensos del desempleo, aunque el mayor protagonismo lo vuelve a tener el sector servicios que restó 1.054 parados a las listas del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem). En este sentido, Gastón remarcó que no existen frenos, por ahora, a la actividad económica, al tiempo que aseguró que “pese a las advertencias respecto a lo que puede pasar en otoño, hay actividad, sobre todo en el sector servicios”. El sector de la construcción también vio reducido el número de aragoneses sin empleo en 296, mientras que el descenso en la construcción y la agricultura fue de 110 y 21, respectivamente. Además, las tres provincias aragonesas se vieron beneficiadas de la inercia del mercado laboral, de forma que en Zaragoza el paro cayó en 811 personas (-1,76%), en Huesca en 367 (-4,63%), y en Teruel en 155 (-3,22%).

Desde la perspectiva de la contratación, las cifras también son positivas, ya que en junio se firmaron en Aragón 56.589 contratos, 9.251 más que en mayo (+19.54%), aunque hubo 4.629 menos que en junio de 2021 (-7,56%), lo que puede anticipar un cierto retraimiento de la actividad. Sin embargo, para la consejera de Economía, este descenso “en ningún caso supone una pérdida de empleo, sino que significa una menor rotación de los trabajadores debido a los límites establecidos a la contratación temporal", en alusión a los efectos positivos de la última reforma laboral. En este sentido, los datos del Ministerio de Trabajo confirman que la reforma laboral afianza la estabilidad en el empleo, ya que del total de contratos suscritos en Aragón, 24.498 fueron indefinidos (el 43,29% del total y 32.091, temporales (el 56,71%).

A finales de junio, 415 trabajadores permanecían en ERTE en Aragón: 366 en la provincia de Zaragoza, 24 en la de Huesca y 25 en la de Teruel. Además, 35.791 personas percibían algún tipo de prestación en Aragón, el 62,14 % del total de parados. De ellos, 18.998 recibían prestación contributiva, 14.990 un subsidio y 1.803 una renta activa de inserción. 

Cautela

Las buenas cifras de junio fueron tomadas con cautelan desde CEOE ante lo que se avecina en los próximos meses. La patronal señala que la favorable evolución del empleo estará condicionada por la inflación y en especial por los precios de la energía y las materias primas, algo que “impactará directamente sobre la competitividad y las cuentas de resultados de las empresas, reflejándose tanto en los precios como en el empleo y el consumo”. La organización estima así que las empresas españolas dejaron de ganar en 2021 unos 100.000 millones y redujeron sus beneficios otros 6.000 millones en el primer semestre del año. Por ello, reclaman una revisión fiscal que “reduzca las cargas sobre empresas y ciudadanos y estimule la demanda interna”. 

Desde Cepyme apuntan a las afecciones que en las pymes está generando el conflicto en Ucrania y la inflación, así como el aumento de los precios de los suministros, energía, carburantes y fletes, por lo que abogan por “ser prudentes porque la incertidumbre sigue marcando el futuro a corto plazo”.

Para CCOO, no obstante, es urgente elevar los salarios, ya que la media de subida en convenio en mayo fue del 2,5 %, una cifra muy inferior a la inflación del 8,6% anual registrada en ese mismo mes. El sindicato anuncia movilizaciones el próximo miércoles para que la patronal incluya cláusulas de revisión salarial en los convenios colectivos.

Compartir el artículo

stats