Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El otoño político en la comunidad

El futuro del PAR, a juicio más de un año después del congreso

El miércoles llega el pleito que puede obligar a repetir las votaciones, como piden los críticos, o dejar el camino expedito a su presidente

Elena Allué y Arturo Aliaga, rivales en el último congreso del Partido Aragonés. | JAIME GALINDO

Este miércoles a las 10 de la mañana las dos caras del PAR se citan ante la justicia para dirimir las supuestas irregularidades del XV Congreso de la formación aragonesa. El cónclave, celebrado los días 23 y 24 de octubre de 2021 y recordado como uno de los más broncos de la historia, dejó a la formación partida por la mitad. Su presidente, Arturo Aliaga, consiguió revalidar su cargo pese a las denuncias del sector crítico, que alertó de modificaciones irregulares en el censo de afiliados, un hecho que consideran que podría invalidar el proceso de renovación del partido.

Un año después, a pocos días de verse en los juzgados de Zaragoza, tanto los oficialistas como los críticos se creen con opciones de ganar la partida judicial. Unos y otros esperan salir reforzados. «Absoluta tranquilidad», dicen desde sector más próximo a Aliaga. «Nos vemos con opciones de ganar: es ahora o nunca», repiten los críticos.

Después de un año y medio de infarto para el tradicional partido del centro aragonés, las próximas semanas pueden ser determinantes, aunque lo único definitivo será la sentencia, que puede tardar «meses o años» en llegar.

Votaciones de la formación en octubre de 2021 en la Feria de Zaragoza. | JAIME GALINDO

Hasta entonces, el partido afronta seis meses cruciales de cara a las elecciones autonómicas y municipales, con un espacio de centro en convulsión por la debacle de Ciudadanos y que se prevé «clave», de nuevo, para la conformación de un Gobierno que con toda seguridad en Aragón no será monocolor. De ser favorable a Aliaga el juicio, el camino parece más claro hacia reeditar un nuevo cuatripartito, liderado por el PSOE. Aunque tampoco se cierran las puertas en el PAR actual a nadie.

Mejor que hace 4 años

«Primero hay que ir a las urnas, ver qué fuerza nos dan los ciudadanos y, después, hablar. Se puede hablar con todos, pero lo que vemos ahora es que unos socios te tratan bien y otros intentan pescar en tus aguas», resumió un alto cargo del partido aragonés esta pasada semana. Entre otras cosas, en el sector oficial están «muy tranquilos» porque la conformación de candidaturas municipales para mayo «va mejor que a estas alturas de la pasada legislatura».

Cabe recordar que bajo las siglas del PAR hace cuatro años se presentaron cerca de 500 listas. Fue el tercer partido que más presentó después del PSOE y el PP. El ritmo actual no les hace dudar de que puedan repetirlo, a pesar de las dificultades que ha vivido la formación durante el último año y medio. También en Zaragoza, donde hubo un tiempo en que el sector crítico se veía más fuerte y ahora, recalcan, concejales y alcaldes hacen piña con el presidente Aliaga y su equipo.

Su gran valor, no dudan en reconocerlo las fuentes próximas a la dirección, es el «poso, la altura política, el conocimiento y la trayectoria» de Arturo Aliaga, quien además es «uno de los dos líderes mejor valorados de la comunidad junto al presidente Javier Lambán». Ser uno de los políticos más conocidos en Aragón, fuera y dentro de la capital, da votos, insisten.

Los críticos denunciaron la inclusión de más de 300 militantes en el censo del PAR en la reunión de la comisión organizadora del 27 de septiembre de 2021. Un buen número de críticos de la formación calificaron como «irregular» la súbita entrada de más afiliados en los días previos al congreso, aparición que llevaron a los tribunales, donde ya pidieron unas medidas cautelares que fueron denegadas y quedó a la espera de juicio.

La denuncia

Los críticos afirman que el censo de militantes «debe tener en cuenta que el congreso se convocó el 13 de enero de 2020», y esa era la fecha límite para aceptar nuevos votantes y no finales de septiembre de 2021 como sucedió. La pandemia «no es excusa para retrasar un año y medio la celebración del Congreso y el último fue en 2015».

Se estima que el total de afiliados del PAR en el momento de la celebración del congreso en la Feria de Zaragoza rondaba los 1.500, lo que demuestra la importancia de esos 350 nuevos carnets en las votaciones. «Lo que queremos es evitar que este congreso se convierta en un pucherazo», denunciaron en su día los críticos, que también criticaron las papeletas numeradas y mostraron sus sospechas porque algunos carnets de los afiliados habían sido pagados desde una misma cuenta.

Todo eso y más aparecerá en el pleito que se dirime este miércoles por la mañana en el Juzgado de primera instancia número 18 de Zaragoza, adonde las dos partes llegan convencidas de que el juez les puede dar la razón. «A un pleito siempre se va a ganar», dicen a seis meses de las elecciones autonómicas y municipales.

El sector disidente ha quedado apartado de la vida natural del partido desde hace un año. «La integración es nula porque Aliaga no ha querido integrar a nadie y se ha quedado con el 50% del partido, con el 50% más rancio además», dicen antes de recordar que, pese a su silencio, «los críticos ni se han disuelto ni han desaparecido de la política». Es más, se ven «con opciones» de que el juez les dé la razón, lo que supondría un cambio de rumbo en la dirección del partido. Claro que para saberlo no basta con el juicio, habrá que esperar la sentencia que dilucidará hacia dónde camina el Partido Aragonés.

Compartir el artículo

stats