No se amilanó por el hecho de que el comercio en el que pretendía robar está situado en el céntrico paseo de la Independencia de Zaragoza. Allí entró, forzando la cerradura, siendo pillado por una patrulla de la Policía Local.

Fue a las 03.30 horas, tras saltar la alarma de seguridad. Hasta la tienda de la firma Bershka se desplazó una patrulla de la Unidad de Seguridad Nocturna que nada más asomarse de percató de que la ropa estaba tirada por el suelo. Luego vieron que las cajas registradoras estaban abiertas, por lo que hicieron un pequeño registro y detectaron al sospechoso,  A.O., de 24 años y de origen magrebí. Inmediatamente fue detenido como supuesto autor de un delito de robo con fuerza.

Dado que la cerradura estaba dañada, la empresa de seguridad del comercio se persona en el lugar haciéndose cargo de la vigilancia hasta su reparación.