Kiosco

El Periódico de Aragón

HISTORIA DEL ARTE

El visor de Chus Tudelilla: 'Paraninfo. Revista semanal'

El 4 de octubre de 1914 se publicó el primer número de 'Paraninfo. Revista semanal' (1914-1916) a cargo de un grupo de estudiantes de la Universidad de Zaragoza

Organizadores de la Exposición Regional de Arte de 1915.

El 4 de octubre de 1914 se publicó el primer número de 'Paraninfo. Revista semanal' (1914-1916) a cargo de un grupo de estudiantes de la Universidad de Zaragoza que contaron con el apoyo de profesores y destacados intelectuales de la ciudad. La redacción y administración ocupaba un recinto estrecho de apenas dos metros cuadrados en la calle Yedra números 7 y 9, bajo, una «calle inconcebible», la calificaría Luis Torres, pero contagiada del entusiasmo de los «chicos de 'Paraninfo'». Tres mesas, una máquina de escribir y una pequeña biblioteca compartían el reducido espacio donde llegaban a reunirse hasta catorce personas los días de tertulias. 

Las artes plásticas encontraron lugar protagonista en un semanario que, a los dos meses de su aparición, ya era calificado como «rotativo futurista», una apreciación que no se ajustaba a los contenidos de la primera etapa pero que anunciaba la dirección de lo que llegaría a partir del año siguiente. La atención a los artistas locales, como Julio García Condoy, o a las sucesivas iniciativas de Zuloaga en Fuendetodos, que involucraban a la sociedad aragonesa, se mezclaron con los anuncios de nuevos proyectos: el 5 de diciembre de 1914 se inauguró el Centro Escolar, a propuesta de 'Paraninfo', en el paseo Independencia; en febrero de 1915, el semanario organizó en el teatro Circo un baile de máscaras a los acordes de la banda de Aragón; al Ateneo se dedicó un número extraordinario, el 22, (enero de 1915); y la Tórtola Valencia fue homenajeada con otro número extraordinario, el 28, (6 mayo 1915) con portada de Penagos, y celebrada en la Fiesta de la Danza que organizaron el día 30 de mayo en el Teatro Principal, a la que ya hicimos referencia en el 'Visor' anterior a este.

Decididos a superar el ambiente de «postración artística» de Aragón, idearon la creación del «Círculo de Artistas y Amigos del Arte» (nº 38, 24 julio 1915) que promoviera certámenes, exposiciones, concursos y conferencias. Aquel verano se trasladaron a un nuevo local, más amplio, en la calle San Miguel 13. «Luis Torres escribe cuando acude al local invitado para ver las instalaciones, sobre las 12 de la noche. Se encuentra a Blasco en la calle en una escalera con pintura negra y pincel pintando las letras de Paraninfo gordas y desiguales. En esto que Mefisto pasa por allí y se unió en la tarea y pintó una mascarilla a cada lado del rótulo: la tragedia y la comedia.

Portadas de la revista 'Paraninfo'.

Salieron los contertulios a verlo, y Alcrudo, joven director empuñó el pincel y pintó dos guirnaldas. Y luego se pintó un zócalo imitando mármol. En el interior Perico Galán hombre de iniciativas. Abella. Ostalé» (nº 40, 10 agosto). Luis Torres, autor de la cita, no mencionó a Pascual Martín Triep, pero ahí estaba también, colaborando en 'Paraninfo' y defendiendo sus propuestas más arriesgadas en el 'Ideal de Aragón'. Ese era el ambiente, propicio para pensar y promover iniciativas que renovaran las artes en la región.

Dos hechos a reseñar en septiembre de 1915. El nº 44 de 'Paraninfo' (12 septiembre) informa de la visita a la redacción del dibujante Joaquín Xaudaró, futuro colaborador; y el 28 de septiembre, Gascón de Gotor (hijo) escribe en el 'Diario de Huesca' sobre la reunión que los artistas y escritores aragoneses habían mantenido en la sala de profesores de la Escuela de Artes e Industrias para estudiar el modo de obtener fondos con destino al monumento de Goya en Zaragoza. Asistieron entre otros: Dionisio Lasuén, Joaquín Albareda, José de Oro, Ángel Díaz Domínguez, Rafael Aguayo, Máximo Moreno, Ostalé Tudela, Antonio González, Luis Torres, Arturo Gil Losilla y... Pérez Barradas. Sí, Rafael Pérez Barradas, que en junio de aquel año había expuesto dos cuadros en la Veneciana. 

La importancia del encuentro con Barradas, que sería nombrado director artístico de la revista, marcó el inicio de la nueva etapa de Paraninfo con el nº 47, correspondiente al 7 de octubre de 1915. «Pretendemos, en la nueva etapa que hoy inauguramos, seguir las corrientes modernas rompiendo moldes inservibles, con los cuales está construida la vieja alma española; fustigar los rostros de los hipócritas que nos rodean, huelen y husmean; derribar ídolos que la estolidez del pueblo machuco elevó, y trabajar ahincadamente en pro del más grande amor de todos los amores: el amor a la Patria. (...) Odiamos lo viejo. Lo pasado no nos interesa, y por lo tanto, discrepamos en absoluto con esa tradicional y viciosa costumbre de fijar reglas para luego no cumplirlas». Barradas, «rutilante meteoro», lo llamó Ángel Abella, concitó el entusiasmo y la atención de todos.

Portadas de la revista 'Paraninfo'.

Lo supieron ver. Pese a quienes lo detestaban. La ciudad tomó partido: barradistas y antibarradistas. Barradas, que entonces no podía ser consciente de que su paso por Zaragoza iba a ser determinante para contarnos nuestra historia, inmortaliza para siempre los rostros en el papel de quienes un día lejano creyeron en el futuro de las artes de la región: Augusto M. Alcrudo, estudiante de medicina, fundador, propietario y director de Paraninfo; Pedro Galán, poeta lírico y humorístico; Emilio Ostalé Tudela, interesado en el arte; Doctor Rick, temas sociales... y el amigo Rafael Aguado, pintor, con quien Barradas fundó la «Sociedad de Affiches Americanos Paraninfo». 

En el local de la calle San Miguel las reuniones era continuas. Seguía en marcha la creación del Círculo de Bellas Artes, a pesar de las dificultades que pronto les hizo comprender que era un imposible; y surgió un nuevo proyecto, que fue realidad por el entusiasmo de Aguado y Barradas, con el apoyo de Xaudaró y de Augusto Alcrudo, Alberto Huerta, Ángel Abella y Emilio Ostalé. La revista lo anunció en el nº 47 (7 octubre 1915): la Exposición Regional de Arte. «Queremos que esta exposición sea, no una más, sino algo que marque, siquiera sea débilmente, una pincelada de novedad, de intereses, tal vez de orientación, para la futura vida artística regional». El piso alto del Casino Mercantil acogió entre los días 17 y 31 de octubre las obras seleccionadas por el jurado integrado por Dionisio Lasuén, Miguel Ángel Navarro, Xaudaró, Barradas y Ostalé Tudela. Los comentarios en prensa se ocuparon de la mayoría de artistas en exposición: Acín, Aguado, Ainaga, Albiñana, Pérez Barradas, J. García Condoy, Gascón de Gotor, Germán Gil, Gil Bergasa, Edmundo Morellón, Lasuén, Ignacio Sanz-Felipe, «Tatito», Xaudaró; y la señorita Margarita Ester.

«Digna de verse la exposición organizada por 'Paraninfo'. (...) Desde luego podemos adelantar que nos ha causado honda tristeza el ver la soledad en que se encuentra la sala. ¡Y es que han tenido esos chicos de 'Paraninfo' una ideica! ¿A quién se le ocurre exponer cuadros? Haber expuesto la cabeza disecada del toro que cogió al Baldosa chico y hubiera habido tiros por la entrada», se leyó en la sección «Vida local» de El pensamiento aragonés (23 octubre 1915); que el día 30 de octubre volvió a insistir «Es lástima que la exposición que acabamos de reseñar haya tropezado con la indiferencia de este degenerado pueblo, sólo atento al intrincado problema de toros y toreros». 

'Paraninfo' tomó la palabra ante la hostilidad con que fue recibida la Exposición: «(...) Tráese esta paráfrasis a tenor de la incapacidad de gentes de ciertos matices, inhabilitadas para comprender nuestro desinterés y nuestra alteza de propósitos, y que al inaugurarse la Exposición Regional de Arte han soltado la espita de sus groserías, inasociables con la cordura, ya que sería pedirles mucho sentido común, anejo al más común de los sentidos». 

Compartir el artículo

stats