Kiosco

El Periódico de Aragón

EL ÉXITO DE UN ARAGONÉS RESIDENTE EN LOS ÁNGELES

Gerald B. Fillmore: "Quiero usar la comedia para contar historias relevantes"

El cineasta, actor y guionista zaragozano acumula 53 premios con sus dos últimos cortometrajes

Gerald B. Fillmore celebra ganar el premio de Mejor cortometraje con ‘For Pete’s Sake’ en el último Festival de cine de comedia de Tarazona. FOTO ÁNGEL TARAZONA

Es difícil seguir la pista de la trayectoria de sus dos últimos cortometrajes ('Hold for applause' y 'For Pete’s sake') y no precisamente porque no se hayan visto sino por todo lo contrario, uno no sabe ya cuántos premios acumulan y, sin exagerar, la cifra cambia prácticamente cada semana así que no había otra forma de comenzar la conversación con Gerald B. Fillmore que preguntándole por eso: «'Hold for applause' que está ahora en Movistar Plus y que se estrenó el año pasado, lleva 114 festivales y 27 premios. El nuevo, 'For Pete’s sake' comenzó su andadura en abril de este año y lleva 57 festivales y 26 premios». Casi nada la cosecha del director zaragozano (que reside en Los Ángeles desde hace muchos años) y que hasta ahora era bien conocido en Aragón merced a su faceta de actor (difícil olvidar sus trabajos con The sinflow).

Algo que ni él mismo se esperaba: «El año pasado 'Hold for applause' fue una grata sorpresa y con 'For Pete’s sake' intenté no hacerme ninguna idea preconcebida, son cortos muy distintos… De hecho estaba concienciado de que a lo mejor no iba a gustar tanto, es una locura mucho más personal, está basado en una pieza de teatro que representaba con mi compañía en Zaragoza y Madrid hace 14 años. El recibimiento ha sido una sorpresa tanto para mí como para el distribuidor», explica un Fillmore que, no obstante recuerda que sus inicios fueron detrás de la cámara hace muchos años: «Comencé de adolescente. De hecho una de mis primeras entrevistas por ganar premios con un corto me la hizo el mítico Joaquín Carbonell en EL PERIÓDICO cuando tenía 16 años. Entonces realicé varios cortometrajes y dirigí un largo en Zaragoza. A la vez estaba estudiando interpretación en la escuela de teatro y luego hice guion en Madrid. Por diversas razones, acabé centrándome en actuar y escribir en teatro, televisión, etc… Codirigí los espectáculos que hacíamos en The Sinflow y realicé sketches, algún piloto o videoclip pero es verdad que dejé de intentar hacer cine», confiesa con calma.

"En algunos festivales de género abierto hay una tendencia a considerar la comedia como inferior al drama"

decoration

La pregunta sobre cuál es el sello que intenta impregnar en el cine tampoco es muy original, pero es necesaria: «Quiero usar la comedia para contar historias relevantes sobre el tiempo en que vivimos, compartir reflexiones y sobre todo hacer reír, me llena». Reflexión que llega después de abordar de manera más amplia el cine cómico: «En algunos festivales de género abierto hay una tendencia a considerar la comedia como inferior al drama, a lo mejor es por el tópico de que es un género que se usa mucho como vehículo para abstraer a la masas, lo cual es una generalización ya que la comedia es un medio artístico maravilloso para abrir corazones y mentes y poner el foco en temas sociales o políticos», defiende.

También tiene claro que sus referentes «dependen del proyecto. Este último corto bebe de los Monty Python, John Cleese, los Zucker y otros cómicos como Jim Carrey. Luego se va a David Lynch, la máquina Hamlet de Heiner Müller, los monólogos de Paddy Chayefsky en Network o los de Adolfo Aristarain», explica de una sentada el zaragozano.

"La mayoría de los proyectos no salen adelante o tardan años en ver la luz, por lo que hay que tener muchos fuegos encendidos a la vez"

decoration

Desde luego, los que le conocen lo califican como un culo inquieto, aunque él, en cierta manera, le quita importancia cuando se le cuestiona sobre si ese es su secreto de la creatividad: «No sé si lo hago porque soy creativo o si para sobrevivir en esto… Es una profesión muy competitiva y que requiere del dinero y del trabajo de mucha gente. La mayoría de los proyectos no salen adelante o tardan años en ver la luz, por lo que hay que tener muchos fuegos encendidos a la vez».

"Tengo cuatro proyectos que estoy intentando sacar adelante para rodar aquí, tres en Zaragoza y uno en Teruel"

decoration

Gerald B. Fillmore reside en Los Ángeles desde hace ya muchos años y, aunque de momento, no tniene previsto volver, sí puede que le veamos pronto trabajando en Aragón: «Es algo que me encantaría. Tengo cuatro proyectos que estoy intentando sacar adelante para rodar aquí, tres en Zaragoza y uno en Teruel… pero aún queda mucho camino para eso».

Tanto recorrido como el que quizá le quede a su corto, 'For Pete’s sake' ya que al ganar en el Festival de Tarazona pasa a optar a los Goya, aunque es algo de lo que prefiere casi no oír hablar: «Ojalá la Academia te oiga... Lo primero sería pasar a la siguiente fase, la lista con los 10 o 15 cortos de ficción que elige la junta directiva de la Academia antes de que los académicos podamos votar a los nominados. Hay muchos cortometrajes buenos y el hecho de que el nuestro sea una comedia y en inglés… en fin, desde luego sería un alegrón», concluye. 

Compartir el artículo

stats