Primera gran ronda de inversión del año en terreno tecnológico. Tras meses de negociaciones, Wallapop ha cerrado un acuerdo con varios de sus socios actuales para que inyecten 81 millones de euros en sus cuentas. Es decir que la plataforma de venta de productos de segunda mano cierra una ronda de financiación que lidera el fondo de inversión europeo Korelya Capital, que cuenta también con el apoyo de la empresa coreana NAVER y que eleva la valoración de mercado de la plataforma en 771 millones de euros.

Según un comunicado emitido por la propia empresa, esta es la valoración más alta jamás atribuida al negocio fundado por Agustín Gómez y ahora gestionado por Rob Cassedy. De todos modos, la compañía con sede en Barcelona no alcanza todavía la valoración de 'unicornio', un sello que distingue a las 'startups' valoradas en más de mil millones de dólares y que todo apuntaba que lograría Wallapop en su siguiente gran ronda. El año pasado, había captado 157 millones de euros en una operación similar, aunque en un contexto de mayor fluidez inversora.

Sea como sea, el dinero hará su función. La idea es alimentar el crecimiento en el sur de Europa, incrementando su presencia en esta zona. La compañía lanzó su plataforma en Italia en 2021 y llegó a Portugal el pasado septiembre.

"En los últimos años, los esfuerzos de expansión de Wallapop han permitido que cada vez más personas se beneficien de nuestro propósito fundamental -facilitar una forma de consumo más consciente y humana que cree oportunidades económicas para las personas- lo que en el entorno socioeconómico actual sigue siendo de gran relevancia", apunta Cassedy. "Estamos enfocados en impulsar la revolución de la reutilización en el sur de Europa, priorizando un modelo de crecimiento saludable que nos permita aumentar nuestro impacto mientras escalamos y creamos un ecosistema de inventario único que pueda continuar expandiéndose aún más en el futuro", completa, añadiendo que NAVER, Korelya y el resto de inversores comparten su visión.

De acuerdo con este mismo comunicado, Wallapop facturó 72 millones de euros en 2022, un 40% más que el ejercicio anterior, un crecimiento que a juicio de la compañía "demuestra el éxito de sus canales de monetización". En este sentido, se elevan los ingresos generados a través de las transacciones entre usuarios (que se duplicaron en 2021 y que este año siguen hacia arriba, aunque no especifican cuanto) y los servicios de suscripción a la plataforma.

En total, desde 2020, la empresa ha duplicado su tamaño y ya tiene contratadas a más de 300 personas.