+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LA CALLE DOMINGO RAM DE ZARAGOZA

Asesina a su compañero de piso y espera en un banco a ser detenido

Los vecinos alertaron a la Policía ante los gritos de auxilio de la víctima. El arma blanca con la que fue apuñalado no ha sido encontrada

 

Miembros de la Sangre de Cristo durante el levantamiento del cadáver en la calle Domingo Ram, ayer. - JAIME GALINDO

L. M. GABÁS
21/06/2016

Una discusión entre dos compañeros de piso en el interior de una vivienda en la zaragozana calle Domingo Ram traspasó la frontera de las palabras y acabó en el asesinato a puñaladas de uno de ellos, un hombre de 60 años cuya identidad es Reinaldo Lázaro García. Sus gritos de auxilio fueron oídos por varios vecinos de su edificio, el número 26, pero a lo que llegaron los servicios sanitarios y la Policía no pudieron nada más que certificar su muerte.

Este crimen --el sexto ocurrido en Aragón este año-- tuvo lugar sobre las 18.00 horas en esta vía próxima a la popular calle Delicias que en el momento del suceso albergaba una gran cantidad de personas haciendo sus compras o tomando consumiciones en las terrazas instaladas a lo largo y ancho de sus aceras.

Una algarabía que supo aprovechar el supuesto autor de este asesinato, Vicente T. R., de 51 años, quien consiguió huir del lugar, aunque sobre las 22.00 horas fue detenido por una patrulla de la Policía Nacional que había sido activada en un dispositivo especial de búsqueda. Estaba muy cerca, en la calle Don Pedro de Luna, sentado en un banco y totalmente ensangrentado. No se entregó a los agentes, pero tampoco mostró ningún tipo de oposición para ser arrestado. El arma homicida tampoco la llevaba consigo.

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía trata de averiguar el móvil que rodea a esta muerte violenta. El cadáver presentaba, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, varias puñaladas que demuestran la agresividad del ataque. Hoy se le practicará la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) y el arrestado pasará en el plazo máximo de 72 horas ante el juez de guardia. El caso está bajo secreto de sumario.

Este asesinato produjo una importante conmoción en el bloque de viviendas. Los que residen en él desde su construcción reconocieron que "eran los inquilinos más tranquilos que habían pasado por este tercero derecha". "Hubo algunos que tiraron hasta sillas por la ventana, estos eran de un hola y adiós", apostilló Reyes, una vecina.