+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

POR LA GUARDIA CIVIL DE NAVARRA

Desarticulada una banda dedicada a la estafa en la compraventa de vehículos

Uno de los afectados por la estafa vive en Zaragoza. Se han identificado 67 vehículos a los que se les había reducido los kilómetros que figuraban en el odómetro antes de ser puestos a la venta

 

Agentes de la Guardia Civil durante la operación Flyna. - GUARDIA CIVIL

EL PERIÓDICO
17/04/2019

La Guardia Civil de Navarra ha desarticulado una banda que operaba en varias provincias, entre ellas Zaragoza, que se dedicaba a la estafa en la compraventa de vehículos de ocasión. La operación que ha desmantelado este grupo criminal se denomina Flyna.

Se han detenido a 25 personas a los que se les acusa más de 86 delitos, entre los que se encuentran: estafa, falsedad documental y usurpación de estado civil.

La investigación comenzó a finales del año 2017, tras recibirse en la Guardia Civil de Navarra información proveniente de la Jefatura Provincial de Tráfico de la misma Comunidad, en la que se notificaba una supuesta irregularidad en el cuentakilómetros de un turismo, del que su titular tenía sospechas acerca de una posible manipulación.

Los agentes identificaron a las personas y entidades que participaban, conformando todas ellas un Grupo Criminal especializado en este tipo de hechos delictivos.

La banda estaba compuesta por 25 personas, las cuales eran dirigidas por dos de ellos, repartiendo las tareas y dando las instrucciones al resto de los miembros. Se encontraban en las provincias de Almería, Madrid, Toledo y Levante, aunque las víctimas de los delitos están repartidas a lo largo de toda la geografía española, entre ellas Zaragoza.

Estos utilizaban un entramado de empresas dedicadas a la compraventa de vehículos, siendo alguna empresa pantalla así como la intervención de miembros del grupo, todo ello con el fin de no ser detectados y dificultar la labor policial.

El modus operandi consistía en la compra de un vehículo de alta gama con un alto kilometraje.  Este era adquirido por un precio acorde a este estado, entrando en juego el entramado de empresas y personas, lo cual dificultó enormemente la labor policial, debido a que entre ellos simulaban venderse el vehículo.

Cabe reseñar que no solo se cometían estafas a los compradores finales, si no que en alguno de los casos, estos realizaban una doble estafa, simulando una avería importante en el momento que se disponían a comprar un vehículo, con el fin de lograr rebajar su precio, obteniendo así un beneficio económico aún mayor.

Tras finalizar la fase de explotación y analizar todos los datos obtenidos, se ha podido determinar la existencia de un total de 67 vehículos de alta gama que habían sido vendidos con los kilómetros reducidos.

La investigación ha sido llevada a cabo por el GIAT (Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico) de Navarra y ha contado con el apoyo de unidades de Policía Judicial, así como de los GIAT de las provincias afectadas, todos ellos de la Guardia Civil.