+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Expulsan a la fotoperiodista aragonesa Judith Prat del Sáhara Occidental

 

Resultado de imagen de judith prat el periodico Judith Prat. - JAIME GALINDO

EFE
12/06/2019

La policía marroquí expulsó el martes por la noche la fotoperiodista aragonesa Judith Prat Prat del Sáhara Occidental, obligándola a tomar un autobús y a abandonar el territorio, según informó hoy a Efe la afectada en conversación telefónica desde Agadir, en el sur de Marruecos.

Prat, quien llegó ayer a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, y se alojó en el domicilio de un activista saharaui adonde fue a buscarla la policía marroquí dos horas después para obligarla a abandonar el lugar y que subiera a un autobús con rumbo a Agadir.

Prat, premiada con importantes galardones nacionales e internacionales, explicó que llegó ayer a El Aaiún en autobús procedente de Dajla, en el sur del Sáhara, con la finalidad de impartir un curso de fotoperiodismo a varios jóvenes saharauis.

La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) consideró ayer en un informe presentado en Madrid que el Sáhara Occidental lleva décadas "sepultado" tras un muro de silencio informativo del que no solo es responsable Marruecos sino también España y Francia.

Aunque la policía marroquí no ha dado su versión de los hechos (casi nunca suele hacerlo), esta expulsión se asemeja a otras sufridas por militantes o simpatizantes de la "causa saharaui", que son obligados a abandonar el territorio saharaui, aunque luego gozan de libertad de movimientos una vez dentro de Marruecos.

En general, la policía impide que los españoles identificados como prosaharauis se queden en el Sáhara y los acusa (en las pocas veces en que ofrece alguna versión oficial) de visitar el territorio con una agenda "hostil a Marruecos".

Pese a las decenas de expulsiones que la policía practica cada año Marruecos sostiene que las "provincias del sur", como llama oficialmente territorio del Sáhara Occidental, que Naciones Unidas considera pendiente de descolonización, viven en completa normalidad y los viajeros gozan de total libertad de movimiento