+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OPERACIÓN HELMET

La Guardia Civil interviene en Illueca más de 4.000 piezas arqueológicas

Acusa a un vecino de expoliar yacimientos en los últimos quince años. El imputado dice que las reunió hace más de tres lustros en compras y rastreos

 

Cruz celtíbera intervenida en la operación. - Foto:GUARDIA CIVIL

E. BAYONA
02/03/2013

Efectivos del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) y la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil coordinados por las fiscalías de Medio Ambiente del Supremo y de Zaragoza han intervenido en la operación Helmet (yelmo en alemán) más de 4.000 piezas arqueológicas celtíberas, romanas y medievales que tenía en su casa y otras dos viviendas un vecino de Illueca, R. G., imputado por un delito contra el patrimonio y que próximamente será citado a declarar por el juzgado número 2 de La Almunia.

El grueso de los objetos --unos 3.500-- son monedas de esas épocas, y de otras más recientes como la II República, que el imputado sostiene que ha ido comprando en los últimos 40 años o que ha hallado en rastreos por el monte. Los investigadores también le intervinieron siete detectores de metales y un rudimentario kit de limpieza.

El paquete incluye puntas de lanza, dagas, falcatas, glandes --munición de plomo para ondas--, cuchillos de uso agrícola y alguna reproducción de objetos antiguos. "La mayoría del material recuperado son piezas que formaban parte del ajuar propio de los enterramientos de los guerreros celtíberos (cerámicas, petos, fíbulas, exvotos, joyas)", informó la Guardia Civil. Conservaba algunas de ellas en latas de aceitunas y otros alimentos.

 

TIEMPO El detenido "llevaba más de 15 años expoliando diversos yacimientos de la provincia de Zaragoza y posiblemente de la zona de Castilla y León", señaló el instituto armado. R. G., por el contrario, mantiene que hace más de quince años que no sale al monte de rastreo. La datación del momento en el que se hizo con las piezas --además del hecho de que estén o no catalogadas como integrantes del patrimonio histórico español o aragonés-- es una de las claves del proceso: la Guardia Civil describe un delito continuado y el acusado, una infracción prescrita.

Los investigadores relacionan a R. G. con el presunto expolio de un yacimiento celtíbero --nunca acotado ni catalogado por el Gobierno central o la DGA-- de Aranda de Moncayo del que habrían salido hace veinte años 18 valiosos cascos, varios de los cuales tiene previsto subastar la galería muniquesa Hermann Historica.

Fiscalía investiga si esas piezas salieron de España de manera ilegal, lo que permitiría a los ministerios de Cultura y de Exteriores --y a la DGA-- impedir la venta y repatriarlos. El detenido dice no saber nada de los yelmos.

En las investigaciones, que se han desarrollado durante un año, han participado más de 30 guardias civiles.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla