+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

suceso en la capital aragonesa

Un joven, grave al caer ebrio desde un quinto piso en el casco viejo

La víctima entró en una casa y se precipitó al patio al romperse una tubería. La Policía considera que se trata de un hecho accidental

 

La caída se produjo desde el quinto piso de este edificio, que no es visible desde la calle. - JAIME GALINDO

EL PERIÓDICO
21/01/2018

Un joven de 25 años, Óscar D. P., resultó ayer gravemente herido tras caer desde un quinto piso al patio interior de un edificio de la calle Prudencio, junto a los antiguos Juzgados, en el casco viejo de Zaragoza. Se desconoce la causa del suceso, que ocurrió sobre las 9.00 horas de la mañana, aunque los primeros indicios apuntan a un hecho accidental, según indicaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Al parecer, el joven, que iba acompañado, entró en la casa en estado de embriaguez. Tras franquear la doble puerta existente aprovechando que salía un residente, subió las escaleras corriendo, en medio de «gritos y portazos», en palabras de un vecino. Al llegar a la quinta planta, salió al exterior por una ventana ubicada en el descansillo.

SIN LLAVE DEL PORTAL

«Se ve que ha intentado bajar agarrándose a un tubo que va por la parte trasera de la casa, pero el tubo se ha roto y ha caído al patio», relató el mismo residente. «No he visto nada, pero parecía que iban varias personas y una de ellas no paraba de gritar: ‘¡Ven aquí! ¡Ven aquí!’», añadió.

Unos amigos de la víctima señalaron que Óscar, que es fontanero de profesión, había sufrido «un altercado» y «se metió en la casa huyendo de alguien que le perseguía». «Es un buen chaval», agregaron.

Fuentes oficiales indicaron que ninguno de los protagonistas del suceso vive en el edificio donde se registró la caída. De hecho, los residentes no se explicaban cómo ambos jóvenes habían podido entrar en la casa, dado que se precisa de una llave para abrir las puertas del patio.

Óscar D. P. fue trasladado en ambulancia al hospital Clínico, desde donde se le remitió al Servet para ser operado. En la tarde de ayer, se hallaba ingresado en la unidad de cuidados intensivos de Traumatología, en estado «muy grave», según informaron fuentes de Sanidad del Gobierno de Aragón.

INVESTIGACIÓN

La Policía Nacional, que aseguró que no se ha practicado ninguna detención, ha abierto una investigación para determinar la causa del suceso. Se trata de averiguar qué impulsó a la víctima a salir a la parte trasera de la casa y a intentar bajar por un tubo adosado a la fachada trasera.

Una de las líneas de investigación trata de determinar si perdió el equilibro una vez fuera y se agarró al tubo para evitar la caída. O si su propósito era bajar por este elemento de la parte trasera. Fuentes policiales manifestaron que se descarta que se lanzara voluntariamente al vacío y también que alguien pudiera empujarle.

Se da la circunstancia de que el herido no entró en ninguno de los pisos del edificio, dado que la ventana por la que salió al exterior se halla situada en la misma caja de la escalera, debajo del tejado.

El joven, tras su ingreso en el hospital Miguel Servet, fue sometido a una operación que duró hasta las 21.30 horas. Al cierre de esta edición, su estado era grave pero se hallaba estable, según informaron a este medio fuentes de los servicios sanitarios del Gobierno de Aragón.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.