+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA REHABILITACIÓN DE UN EDIFICIO ABANDONADO

Una oferta garantiza el futuro a la Imprenta Blasco

Solo una empresa se presenta a la venta de suelo en Valdefierro

 

Recreación de la futura Imprenta Blasco, en la plaza Ecce Homo. - SERVICIO ESPECIAL

D. L. G.
27/01/2018

«Al menos se ha presentado una oferta». La rehabilitación de la Imprenta Blasco finalmente saldrá adelante este año porque, según confirmaron ayer las fuentes oficiales del Ayuntamiento de Zaragoza, el plazo de presentación de ofertas para la enajenación del suelo en Valdefierro con la que se pagará ha concluido con una puja presentada. Por una empresa de la que no desvelaron su nombre y que, salvo que se anule por algún defecto de forma o error en su propuesta, se confirmará como adjudicatario en las próximas semanas. Esta licitación, para permitir la construcción de 62 viviendas públicas de iniciativa privada, era fundamental para acometer los trabajos, ya que esta será la misma empresa se encargará de realizar las obras en el edificio de la plaza Ecce Homo, valoradas en unos 2 millones de euros.

Así que la Imprenta Blasco, 18 años después de su cierre, ya tiene a una empresa que la rescate del abandono, en un proyecto que, tal y como se plantea desde el consistorio, hará renacer el inmueble por fin en el 2019 como un espacio museístico en la planta baja y semisótano, además de 26 viviendas públicas en las plantas superiores.

Sin embargo, las mismas fuentes municipales consultadas por este diario advirtieron de que aún queda por saber si se ha registrado alguna oferta más por otras vías que no sean el propio ayuntamiento. Se conocerá la próxima semana y solo cambiaría el plazo que pueda demorarse la adjudicación, por la valoración de las ofertas. Mientras, el objetivo principal, que suscitara el interés de las empresas, ya está conseguido.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.