+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REHABILITACIÓN DE UN EDIFICIO EMBLEMÁTICO

Los pisos de la Imprenta Blasco estarán listos antes de lo previsto

Los trabajos acabarán en el mes de noviembre y no a principios del 2020. Acogerá 26 viviendas con una superficie media de 45 metros cuadrados

 

Fachada de la antigua Imprenta Blasco, donde las obras concluirán en el mes de noviembre. - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

EL PERIÓDICO
16/05/2019

Las obras de rehabilitación del edificio donde se ubicaba la Imprenta Blasco avanzan a buen ritmo y los trabajos de recuperación del inmueble, en el que se habilitarán un total de 26 viviendas públicas destinadas a alquiler, acabarán antes de la fecha inicialmente calculada. En concreto, y aunque estaba previsto que los trabajos finalizaran a principios del año que viene, el calendario que se maneja en estos momentos indica que los plazos podrían adelantarse al próximo mes de noviembre.

Este proyecto, ligado al de la recuperación de la antigua Imprenta Blasco, incluye la reutilización de las cuatro plantas del edificio para su destino original, el uso residencial, efectuando las modificaciones y actualizaciones necesarias para cumplir con las exigencias actuales, tanto funcionales como normativas, y conseguir la rehabilitación y modernización de todas las alturas.

Así, se están habilitando siete apartamentos en cada una de las tres primeras plantas y cinco más en la siguiente. La superficie media útil de cada estancia, que tienen uno o dos dormitorios, es de algo más de 45 metros cuadrados. En este momento, ya está toda la estructura rehabilitada y las viviendas, en su mayor parte, cuentan con la tabiquería ejecutada.

Además, se ha habilitado una vivienda piloto, con los revestimientos y acabados ya colocados, al objeto de poder apreciar el resultado final de los apartamentos.

Las instalaciones se encuentran en ejecución y queda por actuar en zonas comunes del edificio; concretamente, en el ascensor, la escalera, el patio central distribuidor a viviendas y los cuartos eléctricos y de calderas. El presupuesto total de estos trabajos, que realiza la UTE Imprenta (MLN SAU) es de 2,1 millones de euros.

Este proyecto engloba un total de 2.933 metros cuadrados, de los que 1.751 corresponden a la superficie construida total en viviendas y 1.188 al espacio útil en estas.

De los 26 hogares proyectados, 12 contarán con un solo dormitorio, mientras que 14 ofrecerán dos habitaciones dedicadas a este uso. En cuanto a la superficie media construida relativa a las viviendas, esta es de 67,38 metros cuadrados, mientras que si se atiende a la superficie útil, este dato corresponde a los 45,72 anteriormente citados.

En este proyecto, el coste medio por metro cuadrado construido (IVA incluido) asciende a 1.211,58 euros y el importe medio por vivienda, a 81.633,61 euros.

VALOR HISTÓRICO

Las obras de la imprenta Blasco comenzaron en el otoño del 2018, después de que esta iniciativa del grupo municipal de CHA prosperara con el apoyo de ZeC y PSOE. Además de los usos del inmueble para viviendas, el proyecto incluye la creación en la planta baja de un museo que muestre los elementos industriales del antiguo negocio. La Asociación Empresarial de Artes Gráficas, Papel y Manipulados de Aragón se encarga de restaurar las máquinas después de casi dos décadas cogiendo polvo.

La antigua imprenta se convertirá, de esta manera, en un espacio museístico que, además de exponer la maquinaria, tendrá una zona donde presentar libros editados en la capital aragonesa.

Entre el patrimonio industrial que acoge, y además de cientos de letras de madera y plomo, carteles de todo tipo y dimensiones, hay una prensa Gutemberg que data de finales del siglo XIX y de fabricación alemana, así como otra máquina precursora de la linotipia, fechada en 1870, y una más que imprimía los billetes del antiguo tranvía de la capital aragonesa.