+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NURIA CASALÉ, NOTA MÁS ALTA EN SELECTIVIDAD

«Se puede llegar muy lejos con una calificación baja»

Su 13,96 es la nota más alta de Aragón en el acceso a la universidad

 

«Se puede llegar muy lejos con una calificación baja» - SERVICIO ESPECIAL

J. O.
14/06/2018

La zaragozana Nuria Casale Cabanes, con un 13,96, ha obtenido la máxima nota de admisión en la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EVAU). Sofía Domínguez Toda, con un 13,825, es la nota más alta de Huesca y Othman Lameche Houari ha obtenido el mejor resultado en Teruel con un 13,711.

–¿Estas cosas se creen de primeras o uno piensa que es una broma?

–La verdad es que me sorprendió mucho. No me lo esperaba. Me lo dijo mi madre, a la que ya le habían llamado desde la universidad para decírselo incluso antes de que yo lo supiera. La mejor de Aragón. Brutal.

–¿En qué falló?, si me permite la osadía...

–En Biología saqué un 9,18 pero esa asignatura no me pondera. En Química la nota ha sido un 9,9 y en Lengua un 9,8. Salí del examen con la sensación de que me habían salido bien algunas pruebas y otras no tanto. Pero, sin duda, he sacado una nota mucho mayor de la que me esperaba.

–¿Alguna felicitación más especial que las demás?

–He tenido muchísimas llamadas y mensajes de enhorabuena. Todos me han hecho una gran ilusión porque significa que mucha gente se alegra por ti y comparten tus éxitos. Se diría que se alegran más incluso que yo misma.

–¿Hay truco en forma de preparación especial?

–No lo hay. Estudié para la prueba como si fuera la tercera evaluación y los exámenes finales. Me dediqué a repasar, sin ninguna técnica especial. El único problema de la EVAU es que te juegas mucho y de ahí los nervios, pero si has llevado bien el Bachillerato no hay problema. En todo caso, le digo que se puede llegar muy lejos con una nota baja y, del mismo modo, se puede no avanzar un palmo con una alta.

–¿Y ahora qué?

–Verano. Estoy en Salou con amigos y dentro de unos días me voy a Uganda de voluntariado. Ya estuve el año pasado en Marruecos con España rumbo al sur. Me gustó mucho y repito. En lugar de llevar nuestro proyecto participamos en uno que está implantado y en otro organizado por misiones y colegios. En total dos semanas. Cuando vuelva, a la playa.

–¿Y en septiembre?

–Biotecnología. Me gusta la química pero quería también algo médico porque me interesa la salud. Aunque lo que me llama mucho es la investigación. Veremos.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.