+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Investigadores de la UZ dicen que al confinamiento deben sumarse pruebas de diagnóstico a gran escala

En el estudio participan, además, la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y la Fundación ISI, en Italia

 

Investigadores de la UZ dicen que al confinamiento deben sumarse pruebas de diagnóstico a gran escala - EL PERIÓDICO

EFE
25/03/2020

El confinamiento completo ante una pandemia como el COVID-19 “es una estrategia que requiere la adopción de medidas activas después del mismo para maximizar su eficacia”, como la realización de pruebas de diagnóstico a gran escala, ya que, de no ser así, “se produciría un nuevo brote”, indica un estudio.

Esa es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), la Universidad de Zaragoza, el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y la Fundación ISI, en Italia.

Entre esas “medidas activas”, el estudio señala la realización de pruebas de diagnóstico a gran escala, el aislamiento de personas con síntomas y la identificación de sus contactos, indica un comunicado de la UC3M.

Los resultados, basados en modelos matemáticos y datos reales del flujo de movimientos de individuos, indican que “un confinamiento completo de la población requiere tomar medidas activas después, ya que, de no ser así, se produciría un nuevo brote”, agrega la nota.

El profesor del departamento de Matemáticas de la UC3M y coautor del estudio Estaban Moro indica que, usando “matrices de contacto” con buen nivel de detalle, han podido saber el efecto de estrategias como cerrar escuelas, trabajos o incluso restaurantes y otros sitios no esenciales.

Los expertos han simulado la evolución de la epidemia en una población real, en este caso en el área de Boston (Estados Unidos) y los modelos indican que “en casi todos los escenarios, una nueva ola de infecciones es muy probable”, señala en la nota otro de los autores del estudio Yamir Moreno, físico teórico de la Universidad de Zaragoza.

La conclusión fundamental, según Moreno, es que "se deben combinar políticas de contención pasivas con otras más agresivas”.

Para esta investigación, los expertos usaron datos de movilidad real de usuarios de teléfonos móviles en Estados Unidos, con el programa Data for Good, que recoge las ubicaciones de los usuarios y las agrega de forma anónima.

Igualmente, analizaron datos del censo del área de Boston para construir una red de ubicación conjunta en tres capas: comunidad, escuela y hogares, tras lo que usaron un modelo de propagación de epidemias.

El equipo está trabajando ahora con datos actualizados de Nueva York, que es el epicentro de la actual epidemia en Estados Unidos, agrega Moro.

“Si los datos de movilidad de alta resolución están disponibles, nuestro enfoque puede replicarse fácilmente para nuevas ciudades o países, para medir el impacto de las estrategias de distancia social ante la epidemia”, añade el experto.

La investigación trata de obtener datos que ayuden a evaluar el impacto de las estrategias de distanciamiento social que se están adoptando en diferentes países para luchar contra el Covid-19, así como el tiempo que deben estar vigentes o cuál es la más efectiva actualmente.

Además, se analizan las probabilidades de que pueda surgir un segundo brote más adelante o cuál sería la mejor manera de prepararse ante una hipotética segunda oleada.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

Apúntate a nuestra Newsletter

   
2 Comentarios
02

Por LIA 18:10 - 25.03.2020

Hace meses un familiar ya nos dijo que estás máscaras podían ser una buena solución . Que razón tenía mi familiar.

01

Por LIA 18:05 - 25.03.2020

Esto mismo ya lo escribí yo hace dos días en este medio que nos permite opinar. Se tiene que hacer la prueba piso a cada vecino ,y si es necesario se habré una cuenta en un banco y todos los vecinos hacemos una donación, y así todos arrimamos un poquito el hombro para cubrir el gasto que esas pruebas tan necesarias, por de lo contrario esto de coronavirius nos dará susto tras susto. Ahora que sanidad valore que saldrá más barato hacer las pruebas y seguir sin conocer cuántos son los contagiados .