+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La evolución de las pymes aragonesas

IDE centralizará en Zuera toda su producción tras invertir 5 millones

La compañía pone en marcha un plan estratégico para duplicar sus exportaciones hasta el año 2020. La empresa aragonesa quiere afianzarse en Europa tras crecer un 97% en España entre 2010 y 2015

 

El fundador de IDE, Alfonso Montañés, con sus hijas Raquel (derecha) y Beatriz, responsable de exportación. - R. B.

Ricardo Barceló Ricardo Barceló
22/05/2016

La empresa aragonesa I División Eléctrica (IDE), fabricante de cajas, armarios eléctricos y tomas de corriente, ha puesto en marcha una inversión de más de cinco millones de euros en el polígono Los Huertos de Zuera, donde centralizará toda su producción a partir del 2017. Esta decisión estratégica, que supone el traslado de su sede y de su centro productivo de Villanueva de Gállego a Zuera, se produce un año después de poner en marcha un plan a medio plazo para acelerar su expansión en los mercados internacionales, principalmente en Europa.

IDE trabaja en la ampliación de sus naves de Zuera, que ocupan ahora 18.500 metros cuadrados, aunque su capacidad crecerá hasta los 34.000. El objetivo de este proyecto, que verá la luz el próximo año, es aglutinar en un solo centro los procesos productivos y el centro logístico desde donde quiere distribuir a más de 30 países las más de 5.000 referencias que comercializa, el 80% de las cuales van destinadas al sector industrial. En concreto, sus productos están homologados en sectores "altamente industriales" como el ferroviario, naval, petroquímico, fotovoltaico, eólico, del automoción y la alimentación. El 20% restante de su fabricación va destinada a infraestructuras, obra pública y construcción de viviendas.

VOCACIÓN EXPORTADORA

El objetivo de IDE es facturar fuera de España unos 22 millones de euros en el año 2020 frente a los 11 millones actuales, de forma que las exportaciones de esta firma aragonesa supongan el 75% del total de sus ventas totales en el plazo de cinco años. Su directora, Raquel Montañés, es optimista y ve "asumible" este objetivo siempre que se implementen las estrategias "adecuadas". Para ello también está previsto potenciar el capital humano de la empresa, de forma que las 170 personas que emplea IDE en la actualidad pasen a ser 200 en cinco años. La firma prevé sumar 10 nuevos trabajadores este año.

Para acometer el desafío de duplicar sus exportaciones, IDE replicará un modelo que ya le ha reportado grandes resultados en el mercado nacional durante los años de crisis. En plena recesión, la empresa "cambió la dirección de ventas y la estrategia, potenció las inversiones en personal, marketing y producto y consiguió crecimientos medios anuales del 20% en el mercado nacional", recuerda Montañés junto a su padre, Alfonso Montañés, fundador de IDE. Este cambio de rumbo ha permitido a esta pyme un crecimiento del 97% en España durante los últimos seis años, un periodo en el que, paralelamente, el sector ha sufrido un desplome del 60%. Debido a ello, las ventas fuera y dentro de España se equilibraron y hoy suponen el 50% a partes iguales.

Pero la vocación de IDE, que el próximo año cumple 30 años de vida, es "claramente exportadora", reconoce Montañés, por lo que cree que es el momento de impulsar la internacionalización. Sus productos pueden encontrarse en proyectos tan importantes como el Canal de Panamá o en el AVE a la Meca, pero es en Europa donde la empresa quiere concentrar esfuerzos. De hecho, el 80% de su negocio exterior se desarrolla en el viejo continente y el 20% restante en países como Chile, India, Sudáfrica, Países Árabes y Australia, entre otros.

IDE ya cuenta en Alemania con una empresa propia que ha facturado cinco millones de euros en los últimos tres años. "Lo que queremos hacer ahora es replicar en otros países, estratégicamente ubicados, lo que estamos haciendo en Alemania", apunta la directora de IDE, que sostiene que en el plazo de 10 años el reto es "ser una de las tres empresas más importantes del sector en Europa". Un objetivo que "vamos a conseguir gracias al equipo que tenemos", subraya Montañés, que recalcó la importancia del I+D+i.