+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

YACIMIENTO PRERROMANO.

Los arqueólogos construyen en Segeda un lagar de tipo celtibérico

Con los métodos y utensilios de hace 2.200 años se elaborará un vino con la garnacha de Mara.

 

Reconstrucción del lagar excavado en el yacimiento de Segeda. - Foto: SERVICIO ESPECIAL

EL PERIÓDICOEL PERIÓDICO 04/08/2009

Un grupo de arqueólogos trabaja en la construcción de una réplica de un lagar y una bodega celtibérica en las proximidades del yacimiento de Segeda, en la localidad zaragozana de Mara. El lagar estará operativo el próximo mes de octubre y este año producirá vino siguiendo las técnicas milenarias que usaban los celtíberos en el siglo II aC.

El catedrático de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza, Francisco Burillo, explicó que este grupo de trabajo acomete ahora la última fase de la construcción del lagar, con las obras en la bodega anexa al mismo, en un espacio de 35 metros cuadrados. Su construcción se está realizando siguiendo "las mismas técnicas constructivas de la ciudad de Segeda", de la época celtibérica, usando la tierra. Para dar forma al edificio del lagar ya se han elaborado más de 6.000 adobes.

El objetivo es que en el próximo mes de octubre estas instalaciones puedan utilizarse para fabricar vino tal como se hacía hace 2.200 años. De esta forma, en una viña situada a unos 150 metros de este espacio se cultiva uva, de la variedad garnacha, porque "aunque no hemos comprobado que esta variedad era de la época celtibérica, sí que es la más propia" de esta zona.

Una vez recogida la uva, se pisará en el lagar, se trasladará en tinajas y se dejará fermentar. La producción se degustará a partir de octubre por los visitantes y, en caso de que exista demanda externa, "se venderá". En todo caso, la producción de este viñedo "será muy limitada, y no se producirán más de 4.000 litros año". En esta primera vendimia saldrán entre 300 ó 400 litros y será "la primera vez que se haga vino aquí desde hace más de 2.200 años", destacó Burillo.

Este espacio, que ha tomado forma gracias a las ayudas de la Diputación Provincial de Zaragoza y del programa Leader de Calatayud y el Aranda, se incluirá en el proyecto Segeda Didáctica, del que se benefician especialmente los escolares.

Además, todos los instrumentos que se utilicen en el proceso de elaboración del vino, como las tinajas, pasarán a formar parte de un Museo Celtibérico del Vino de Segeda, un centro que reproducirá "fielmente" las instalaciones celtibéricas y en el que se podrá comparar esta forma de producir vino con la romana, fenicia o griega, entre otras.

Burillo apuntó que el lagar de Segeda se construyó en el año 153 aC, lo que lo convierte "en el más antiguo de toda la zona al norte del río Tajo, de la parte norte de la Península" otro elemento diferenciador que hará de este espacio un lugar atractivo para el visitante. El lagar y la bodega se utilizarán para difundir los municipios y las tres denominaciones de origen zaragozanas.

Noticias relacionadas
Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº30 con la agenda cultural de mayo de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.