+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Fuendetodos abrirá los talleres de grabado también en otoño

Los cursos estivales reúnen este año a 48 artistas en cinco tandas, a la sombra de Goya.

 

Julio León aplica la tinta, junto a una alumna. - Foto: R. M.

Manuel Ángel García, con la planta de cardo. - Foto: R. M.

ROBERTO MIRANDA FUENDETODOSROBERTO MIRANDA FUENDETODOS 08/08/2007

Hay una concentración silenciosa de artistas en la que fuera casa del cura de Fuendetodos. Reconstruida por Regiones Devastadas, con la iglesia, tras los desastres de la guerra, la casa fue liberada de tabiques para que fuera un estudio-taller de grabado que se abre todos los veranos desde 1994. Ahora se crean cursos también en otoño para principiantes.

Esta semana se imparte el cuarto de los cinco talleres estivales. Ocho artistas dibujan a punta sobre unas planchas de hierro negro de 50 x 60 centímetros en el curso que imparte Julio León, maestro de taller en la Fundación Pilar i Joan Miró, de Mallorca. Trabajan el color y la transparancia de las tintas combinando con las diferentes mordidas y profundidades para crear imágenes a color con dos o más matrices estampadas en húmedo sobre húmedo.

Algunas planchas reposan sumergidas en ácido (SH2O) "para que muerda", dentro de unas cubetas en el patio de la casa. En una de ellas va tomando color la planta de cardo que el grabador leonés Manuel Ángel García sostuvo en alto con la mano izquierda, mientras, con la derecha, paciente, dibujaba.

"Con el aguatinta al azúcar se logran sobre la plancha los trazados de un pincel --explica Julio León--. Haces el dibujo, lo procesas, y ahí es donde el ácido muerde. Y cuando están hechas las matrices, es cuando va a la estampación"

LA ESTAMPACIÓN

Es un instante de respiración suspendida, de encuentro de actores: Con unas mantillas se acolcha el papel de la lámina. La plancha de hierro ya tiene la tinta en las incisiones. Es la hora de la verdad. Se ajusta la presión del tórculo y el maestro acciona la rueda radiada con un giro de timón muy preciso, lento y sostenido hasta que pasa la pieza entera bajo el rodillo. Entonces, se levanta la mantilla con mucho cuidado para ver la obra.

La pintora barcelonesa Asunción Raventós es asidua de Fuendetodos y ha asumido el mensaje Aún aprendo del anciano Goya, que trabajaba sobre cobre, cuentan. Evelio Herráiz ha venido desde Canarias, entusiasmado con un arte que "rescata todas las tradiciones, las técnicas de impresión desde Gutemberg". Y muestra una piedra plana que cuelga de la pared de la sala con signos estampados. Alois Genefalder fue un alemán que, a comienzos del siglo XIX buscaba un medio de reproducción barato. Y logró transferir las impresiones del ácido fosfórico a la piedra de Baviera: Había nacido la litografía.

La directora del Taller de Grabado de Fuendetodos se llama Carmen Sevilla, es asturiana y licenciada en Bellas artes, especialidad de Grabado, en 1983. Ella explica que a comienzos del siglo XX hubo un renacimiento en España de las Artes Gráficas para la impresión de revistas: pero sería en los años 50, con talleres de "gente que venía de fuera", como el griego Dimitriu Papageorgiu, que "formó a muchos artistas".

Con Carmen comienza este año la actividad de otoño en el taller, con tres cursos en los que intervendrá, entre otros, Ricardo Calero (el artista que unió los términos disparate y disparo y dejó en el Museo de Fuendetodos, sobre papel, los disparos de una 9 mm. parabellum.

En esta XIII edición han intervenido como profesores Rafael R. de Rivera (La estampación en color), Fernando Bellver, alumno de Papageorgiu (sobre Variaciones y recreación sobre los monotipos en la obra gráfica y Silvia Pagliano (Métodos electrolíticos para grabar). Monirul Islam Monir (Grabado Calcográfico), cerrará el curso.

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº35 con la agenda cultural de noviembre de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.