+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA BANDA REGRESA TRAS OCHO AÑOS

"Todo lo que nos desunía como grupo ha quedado atrás"

 

Shuarma prepara la gira del regreso de Elefantes, que comenzará en Zaragoza el próximo 28 de marzo. - Foto: ÁLVARO MONGE

GUILLERMO ESTEBAN
19/03/2014

"Como grupo ya no tenemos nada más que decir". Con esta radical frase los componentes de Elefantes ponían fin a más de una década de andadura. Era 2006. La banda barcelonesa se separaba y cada uno de sus miembros iniciaba su propia andadura. Sin embargo, ocho años después, y tras una comida veraniega de reencuentro, Jordi Ramiro, Julio Cascán, Hugo Toscano y Shuarma, decidieron volver a los escenarios con un nuevo trabajo: El Rinoceronte. Este diario aprovechó la presencia del grupo en Zaragoza, donde recogieron un galardón especial de los Premios de la Música Aragonesa, para charlar con el cantante.

 

--¿Cómo se fraguó el regreso de Elefantes?

--De la misma forma que nos separamos (ríe). Cuando decidimos separarnos el grupo estaba pasando por un buen momento: vendíamos muchos discos, teníamos éxito, el público estaba con nosotros, etc. pero sentíamos que entre nosotros cuatro algo no funcionaba. Era como si vibráramos en frecuencias diferentes y eso es muy delicado para una banda. Sentíamos que algo se nos escapaba de las manos y para ser honestos, decidimos parar y evitar hacer discos que no nos gustasen o hacer crecer el público sin sentirnos orgullosos de lo que hacíamos. Por eso decidimos parar y con esa misma naturalidad hemos vuelto. Tras ocho años, nos juntamos por primera vez este verano para comer, hablamos y fue como si todo lo que nos desunía como grupo hubiera quedado atrás.

 

--Sorprendió bastante que dejaran el grupo en lo más alto.

--Éramos y volvemos a ser un grupo que hacemos las cosas de corazón. Si dejas de creer en la esencia no tiene sentido lo demás. Si volvemos ahora es porque esa esencia vuelve a existir. Sería absurdo no hacerlo.

--¿En qué ha cambiado la banda en esta nueva fase?

--Básicamente en que han pasado ocho años en los que cada uno ha hecho su vida. Hemos tenido tiempo de recordar y mirar con perspectiva. Creo, además, que tiene mucho que ver con lo de que cuando pierdes algo lo valoras más. En este tiempo todos hemos hecho cosas y nos ha ido de puta madre, pero este grupo es algo muy especial.

 

--¿Qué nos vamos a encontrar en El Rinoceronte?

--Es un disco de reencuentro, donde es muy importante el equilibrio. El sonar con una experiencia pero, a su vez, con una nueva ilusión es algo que caracteriza este nuevo trabajo. También jugamos mucho a mezclar la música de fuera de España, que nos gusta mucho, con la de aquí. Es un disco muy vivo.

 

--El lunes recibieron el Premio Global de la Música Aragonesa. Llega en buen momento, ¿no?

--Lo valoramos con mucha gratitud y mucha humildad. Creo que es un reconocimiento que nos lo dan por cariño. Aún no hay disco (salió ayer martes) ni gira y ya nos dan un premio.

 

--Una gira que comienza en Zaragoza el próximo día 28.

--Sí. Lo cierto es que no lo hemos elegido nosotros, no voy a mentir. Es cosa de nuestra compañía y surgió así. Aunque nos llevamos una gran alegría. Nos unen muchos vínculos a esta ciudad, conocemos a mucha gente.

 

--¿Compaginan proyectos individuales con Elefantes o el tiempo no da de sí?

--La vuelta del grupo es intensa y requiere toda nuestra atención y concentración Dicho esto, cada uno tiene sus proyectos y creo, además, que es muy sano que esto sea así. Poder salir de viaje para después regresar. No queremos hacer algo hermético, nuestro objetivo es disfrutar. Nos gusta la música y nos gusta estar juntos.

 

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº33 con la agenda cultural de septiembre de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.

   
1 Comentario
01

Por Chuan 10:20 - 19.03.2014

Joer, pues vaya premio de la musica 'aragonesa' . A un grupo que lleva parao ocho años, que no es aragones y que los conocen los amiguetes. No está mal, no!