+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GRAN PREMIO DE FRANCIA

Hamilton domina y ya ni se acuerda de un Vettel muy gris

El piloto de Mercedes se exhibe mientras el de Ferrari pierde ocho décimas ante Leclerc

 

Lewis Hamilton sale del garaje con su Mercedes en la sesión de calificación. - AFP / BORIS HORVAT

MIGUEL MARTÍNEZ
23/06/2019

Está fuera de sí. Su entorno justificaba la temporada pasada sus errores por los problemas de convivencia con su mujer pero, un año después, Sebastian Vettel sigue mostrando su peor cara, se ha vuelto un piloto que comete errores, más pendiente de fastidiar a su compañero que de hacer un buen tiempo. Ferrari tiene un problema de desarrollo del coche y otro de rendimiento de su piloto estrella. En Mercedes ocurre lo contrario. El coche va como un tiro y Lewis Hamilton no da señales de fatiga camino de su sexto título.

El chico de Stevenage alarga y alarga su momento dulce. Encontró algo de oposición en Valteri Bottas en las primeras carreras del año, pero el finlandés no ha sido tocado con las mismas virtudes que su compañero. Es rápido, sí, en algunas ocasiones tanto como Hamilton, pero la fuerza del inglés es su consistencia. Es rápido siempre. «El viento se ha ido levantando en rachas, y tenías que ser muy ágil, muy dinámico para aprovecharlo. En el primer intento perdí algo a causa del viento, pero luego me fue mejor», resumió Hamilton tras establecer un nuevo récord de la pista en su pole número 86, lo nunca visto en la historia de este deporte. «Lewis ha completado una gran vuelta. Todo es cuestión de detalles. En el intento bueno se adaptó mejor al viento que yo», se resignó Bottas, autor de otra primera línea para Mercedes. El británico aventajó en tres décimas a Bottas y en seis a Charles Leclerc, quien se quejó por radio de que Vettel intentó obstaculizarlo. «Tengo ganas de luchar contigo en pista», le dijo el pentacampeón al joven monegasco.

CARLOS SAINZ, SEXTO

Carlos Sainz, mientras, completó en este GP de Francia una clasificación agridulce, satisfecho con firmar un sexto puesto por delante de un Red Bull o del Ferrari de Vettel, pero dolido por sus problemas con el equilibrio de coche que le dejaron por detrás de su compañero Lando Norris. Sin embargo, el madrileño estaba satisfecho. «Primero de todo, enhorabuena al equipo porque es un resultado muy bueno para todos, quinto y sexto, batiendo a algún que otro coche importante, así que hay que felicitarles, darles la enhorabuena y seguir trabajando duro», dijo a Movistar F1.

A la pregunta de si cree que es especial batir a un Red Bull y a un Ferrari, Sainz dijo: «He estado cerca. Hacía tiempo que no estaba tan cerca de los de cabeza y eso que para mí ha sido quizás un fin de semana más complicado del año. He sufrido con el coche. Quizás no he ido cómodo en todo momento». Hoy, desde las 15.10 horas, el piloto español intentará refrendar el buen momento de McLaren en la carrera.