+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Francia deja de buscar al presidente de Quiksilver

3 El empresario, excampeón de surf, salió a pescar el pasado martes, pero horas después su lancha apareció varada y vacía H La firma de ropa deportiva queda ahora huérfana

 

El empresario francés Pierre Agnès posa en sus oficinas, en San Juan de Luz, en el 2004. - AP / IROZ GAIZKA

EVA CANTÓN
05/02/2018

A las 9.17 horas del pasado martes, 30 de enero, el centro regional de vigilancia y salvamento de Étel, en Francia, recibió una alerta. En la playa de Boîteux se encontraba varada una lancha motora de 11 metros de eslora. Era la Mascaret III en la que el francés Pierre Agnès, padre de tres jóvenes, antiguo campeón de surf nacido en Capbreton y presidente de la conocida empresa de ropa y equipamiento náutico Quiksilver, había salido a pescar dos horas antes, como hacía de costumbre.

Ese día había niebla y Agnès se puso en contacto con la capitanía del puerto para avisar de que regresaría más tarde de lo previsto por falta de visibilidad. Pero nunca volvió. La embarcación, arrastrada por el Atlántico hacia la costa de Soorts-Hossegor, estaba completamente vacía. El fuerte oleaje había dañado el casco. Del náufrago no había ni rastro.

AYUDA AÉREA ESPAÑOLA / Comenzó entonces una intensa búsqueda en el litoral del suroeste francés, entre Capbreton y Seignosse. Se desplegaron cuatro helicópteros, uno de ellos un Helimer español de Salvamento Marítimo. A los medios aéreos se unieron en el mar tres patrulleras y el barco Eole. Y desde tierra las patrullas del servicio de bomberos peinaron la costa. Sin éxito. La búsqueda quedó suspendida el jueves. Al presidente del grupo Boardriders, propietario de Quicksilver, Roxy y DC Shoes, le describen como un tipo discreto, trabajador, poco dado a aparecer en los medios de comunicación, enormemente respetado en el mundo del surf y muy apegado al terruño. Agnès fue capitán del equipo francés de surf en la década de los 80 y en 1984 participó en los Juegos Olímpicos celebrados en Los Ángeles.

Su trayectoria en Quiksilver empezó hace 30 años. Ascendió poco a poco y, tras ocupar la dirección europea del grupo estadounidense, en el 2015 fue nombrado presidente. Asumió el cargo en momentos difíciles. La viabilidad de Quiksilver se vio seriamente comprometida en el 2014 por la caída en un solo día del 40% del valor de sus acciones en Wall Street a raíz de una desastrosa operación de compra y reventa del fabricante de esquís Rossignol. En el 2016 el fondo de inversión Oaktree Capital Management la reflotó.