+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

conflicto

Al menos 110 muertos en Malí en un ataque a aldeas de pastores

El recuento de cadáveres continúa y entre los fallecidos hay embarazadas, niños y ancianos

 

Un soldado francés en un helicóptero en la región del Sahel. - EL PERIÓDICO

23/03/2019

Personas armadas han matado al menos a 100 pastores Fulani en Malí central. Se trata del ataque más sangriento en la zona en tiempos recientes, en una zonma marcada por los conflictos religiosos y yihadistas.

Los asaltos a las villas de Ogossagou y Welingara se han producido después de que una misión del consejo de Seguridad de la ONU visitara Malí para hallar soluciones a la violencia que acabó con la vida de cientos de civiles el año pasado y que se propagara por la región del Sahel en la África Occidental.

Moulaye Guindo, alcalde de la ciudad cercana de Bankass, ha explicado que hombres armados, vestidos con el traje tradicional de los cazadores Donzo, rodearon y atacaron Ogossagou a las 4 de la mañana, hora local. "El recuento de cadáveres por parte de la policía sigue y ya llega a 110, pero continúa", según ha dicho Guindo a la agencia Reuters.

También ha explicado que otro pueblo cercano a Fulani, Wilingara, ha sido asimismo atacado, y se han producido "un número indeterminado" de muertes. Según diveras fuentes, entre los fallecidos se encuentran mujeres embarazadas, niños y ancianos.

Un residente de Ogossagou, que pidió no ser identificado, dijo que el ataque parecía ser una represalia por el reclamo de responsabilidad de una afiliada de Al Qaeda el viernes pasado por una redada la semana pasada que mató a 23 soldados. El grupo dijo que la redada fue la recompensa por la violencia del ejército de Malí y los milicianos contra los Fulani.

Los grupos yihadistas vinculados a Al Qaeda y al Estado islámico han explotado rivalidades étnicas en Mali y sus vecinas Burkina Faso y Níger en los últimos años para impulsar el reclutamiento y hacer que vastas extensiones de territorio sean virtualmente ingobernables.

Las fuerzas francesas intervinieron en Mali, una antigua colonia francesa, en el 2013 para rechazar un avance yihadista desde el desierto al norte, pero los militantes se han reagrupado y ampliado su presencia en el centro de Malí y los países vecinos.

Unas 4.500 tropas francesas permanecen en el Sahel, la mayoría en Mali. Los EUU también tienen cientos de tropas en la región.