+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALANCE HISTÓRICO

Nueve presidentes en 57 años

Desde Nixon hasta Obama, todos los inquilinos de la Casa Blanca han visitado España

 

Francisco Franco recibe a Dwight D. Eisenhower, en diciembre de 1959. -

PILAR SANTOS
10/07/2016

España y EEUU empezaron a tejer una relación diplomática fluida en 1953, cuando ambos gobiernos firmaron los Pactos de Madrid. El Gobierno estadounidense se comprometió a apoyar económicamente al régimen de Francisco Franco a cambio de la construcción y uso de cuatro bases militares (Torrejón de Ardoz, en Madrid; Rota, en Cádiz; Morón de la Frontera, en Sevilla, y la de Zaragoza), como parte de su estrategia durante la guerra fría. Por aquellos años, España era prácticamente un paria internacional y estaba aislada y empobrecida. Seis años después, Dwight D. Eisenhower, firmante de aquellos Pactos, inauguró las visitas de los presidentes de EEUU. Desde entonces y hasta Barack Obama, España ha recibido a nueve líderes del país norteamericano.


DWIGHT D. EISENHOWER


DICIEMBRE DE 1959 Las crónicas periodísticas explican que el presidente y Franco se dieron un baño de masas pese al frío que hacía aquel 21 de diciembre. Eisenhower (republicano) y el dictador saludaron en un coche descapotable a las miles de personas que salieron a verles en el recorrido que hicieron por las calles de Madrid. El respaldo estadounidense al régimen quedó grabado en la hemeroteca para siempre.

RICHARD NIXON


OCTUBRE DE 1970  Richard Nixon (republicano) repitió las escenas de Eisenhower y se paseó por el centro de Madrid en compañía de Franco entre miles de personas. Nixon reanudó las visitas de cortesía a España. Sus dos antecesores, los demócratas John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson, evitaron tener un gesto así con la dictadura. «He visto a un pueblo orgulloso, un pueblo joven, un pueblo dinámico que ha sido responsable de que España tenga el índice más grande crecimiento que cualquier otro país de Europa durante los últimos diez años», declaró Nixon. El líder de EEUU se entrevistó con el Príncipe Juan Carlos y con el vicepresidente del Gobierno, el almirante Luis Carrero Blanco.Desde Nixon, todos los presidentes estadounidenses han visitado España.

GERALD R. FORD


MAYO DE 1975 El republicano Gerald Ford llegó a Madrid, acompañado de su secretario de Estado, Henry Kissinger, solo seis meses antes de la muerte de Franco. Ford también se reunió con Juan Carlos, como había hecho Nixon, y ese encuentro duró el doble que la audiencia con Franco. «Tenemos que continuar esta cooperación para enfrentarnos con las necesidades del mañana», dijo Ford en el brindis de la cena del Palacio de Oriente.

JIMMY CARTER


JUNIO DE 1980 Primera visita tras la llegada de la democracia y primer presidente demócrata que viaja a España. Jimmy Carter se entrevistó con el rey Juan Carlos; el presidente del Gobierno,Adolfo Suárez, y el líder del PSOE, Felipe González. También mantuvo un «contacto informal», según informó EL PERIÓDICO, con Santiago Carrillo. Carter también aprovechó su corta visita (de solo 20 horas) para correr diez kilómetros por el Retiro a las cinco y media de la mañana. El viaje se cerró con un comunicado (no hubo rueda de prensa, señalan las crónicas) en el que se celebraba la evolución del proceso democrático español. Oficialmente, la entrada de España a la OTAN no fue tratada. El Ejecutivo firmó el protocolo de adhesión en diciembre de 1981.

RONALD REAGAN


MAYO DE 1985 La visita del presidente republicano Ronald Reagan provocó la mayor concentración en las calles desde 1977. Cerca de un millón de personas se manifestaron en varias ciudades españolas para protestar por la política militar estadounidense en Centroamérica. Más de 250.000 personas salieron en Barcelona al grito de «OTAN, no. Bases, fuera». Los manifestantes pedían también un referéndum sobre la permanencia en la Alianza Atlántica (que se celebró finalmente el 12 de marzo de 1986).Felipe González despachó una acogida fría al líder de EEUU y el entonces vicepresidente, Alfonso Guerra, se ausentó de los actos en honor de Reagan.

GEORGE BUSH


OCTUBRE DE 1991 George H. W. Bush (republicano) voló a Madrid para acudir a la Conferencia de Paz sobre Oriente Próximo, en la que también participaron el líder de la URSS, Mijail Gorbachov, y el primer ministro israelí, Isaac Shamir. Felipe González pudo apuntarse uno de los mayores tantos de la diplomacia española hasta ahora. En una rueda de prensa en la Moncloa, Bush le agradeció la «milagrosa» organización de la cumbre «en un lapso de tiempo tan corto. También destacó que el líder socialista gozaba de «una influencia especial» en Suramérica y Centroamérica.

BILL CLINTON


DICIEMBRE DE 1995 Y JULIO DE 1997 El demócrata Bill Clinton es por ahora el único presidente de EEUU que ha visitado dos veces de manera oficial España. En la primera ocasión, participó en una cumbre entre la Unión Europea y EEUU, en la que se firmó la Nueva Agenda Trasatlántica. En aquellos días de diciembre era noticia que el español Javier Solana había sido elegido secretario general de la OTAN. Durante la visita no se aclaró qué cesiones tuvo que hacer España para lograr el respaldo de EEUU a esa candidatura.

Dos años después, Clinton volvió y estuvo siete días por España. La excusa fue una cumbre de la Alianza Atlántica que se celebró en Madrid, pero después alargó su estancia y visitó Granada y Palma de Mallorca. En la isla, los Clinton disfrutaron de unas horas del mar a bordo del Fortuna acompañados por el jefe del Ejecutivo, José María Aznar, y los reyes Juan Carlos y Sofía.

GEORGE W. BUSH


JUNIO DEL 2001 Aznar empezó a marcar el perfil que desarrollaría en los años siguientes y respaldó el plan antimisiles deGeorge W. Bush en la visita que hizo en junio del 2001, una posición que no compartían la mayoría de los socios europeos. Comenzaba así un giro en la política exterior que situó a España más cerca de Washington que de París, Berlín o Londres. El clímax llegaría dos años después, con la invasión de Irak que Bush lanzó con el apoyo de Aznar y el primer ministro británico, Tony Blair.