+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONTRACORRIENTE

Daniel Latorre: «Todo el juego se ambienta en la Semana Santa zaragozana»

 

Daniel Latorre junto a ' PROCESIÓN. Semana Santa de Zaragoza', el juego que ha elaborado junto a su asociación cultural. - ÁNGEL DE CASTRO

Clara Pérez Florén Clara Pérez Florén
20/02/2021

Diseñador gráfico y bombo de la Cofradía del Prendimiento desde hace 30 años. Además, preside la asociación cultural Ámbito Cofrade, dedicada a promocionar la Semana Santa de Zaragoza, junto con Fernando Forniés, María Nogueras, Javier Molina y Allende Lores.

 ¿Cómo surge la idea de crear el juego 'PROCESIÓN. Semana Santa de Zaragoza'?

En la asociación cultural que presido, Ámbito Cofrade, desde 2012 planteamos diversas actividades relacionadas con la Semana Santa de Zaragoza. Hemos hecho un centro cd interpretación durante varios años, certámenes de vídeo cofrade, un videojuego para móviles… La idea del juego de mesa surgió hace varios años, pero en su momento la dejamos un poco parada por otros proyectos que teníamos entre manos, y, finalmente, el año pasado nos pusimos manos a la obra para poder sacarlo de cara a estas fechas. El juego está completamente diseñado, ya tenemos el prototipo impreso y hemos hecho un crowdfunding para recaudar fondos. Nos alegra comunicar que ya hemos llegado al objetivo planteado para poder lanzarlo de una manera masiva. Se puede participar en la campaña a través de la página web www.verkami.com hasta el 9 de marzo, reservándote de esa manera un juego.

¿Puede jugar una persona que no sea una gran conocedora de los ritos y procesiones de la Semana Santa?

Por supuesto, las bases principales fueron: que fuera un juego para todas las edades, que no tuvieras que ser experto en el tema y que fuera asequible. Hemos planteado un juego de azar en el que la tirada de los dados marca su desarrollo. También hay unas tarjetas 'SUERTE' con instrucciones clave. Además de esas tarjetas, antes de que empiece la partida, se repartirán las tarjetas 'AYUDA', una por jugador, que le proporcionará una ventaja durante todo el trayecto. Aunque no es un Trivial ni un Monopoly, tampoco es la Oca, en este juego hay tres puntos de salida, pero también hay rotondas y, entre ellas, casillas puente o atajos en el recorrido como el puente de Piedra o el Tubo. Uno sabe de dónde sale y a dónde tiene que llegar, pero el recorrido entre medio se puede complicar mucho.

Tablero del juego 'PROCESIÓN. Semana Santa de Zaragoza'

Usted se dedica al diseño gráfico por lo que me imagino que habrá estado muy presente en la ilustración del juego, hábleme de ella.

Sí, el trabajo intelectual ha sido de todo el equipo, pero yo me he encargado del diseño. Te puedo contar que se trata de un juego totalmente ambientado en la Semana Santa zaragozana. Tanto en las tarjetas como en el tablero se pueden ver iglesias y edificios emblemáticos de Zaragoza, desde el Mercado Central, la Lonja, la estatua de César Augusto hasta San Cayetano, el lugar más característico de la Semana Santa zaragozana, donde lógicamente está la casilla final del juego. Además, las seis figuritas son pequeños cofrades que, dentro de que son minimalistas, incluyen el cíngulo, los pliegues del traje… Tienen mucho detalle. Estos detalles se pueden ver mejor en las dos figuras talla XL que se pueden adquirir al comprar el juego que incluye este complemento, también se puede comprar un puzle. Además, entre los colaboradores del crowdfunding, sortearemos una figura cofrade de resina cortesía de San Cayetano 3.

Para finalizar, no puedo evitar mencionar lo distintas que van a resultar estas fechas para un cofrade con 30 años de experiencia…  

Totalmente, pasar la Semana Santa en la calle, con nuestras procesiones, es nuestra manera más intensa de vivirla. Eso no quiere decir que no las vayamos a vivir a nuestra manera, adaptándonos. Gracias a Dios, si todo va bien, este año no estaremos confinados y esto nos permitirá, al menos, ir a las sedes canónicas y ver nuestros pasos expuestos al culto, un pequeño consuelo que nos alegrará el corazón.