+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOBLES PAREJAS

María Luisa Sarsa: «Entender lo que nos rodea nos ha servido para progresar»

 

María Luisa Sarsa. - ÁNGEL DE CASTRO

Marian Navarcorena Marian Navarcorena
10/05/2019

Es la investigadora principal del experimento ANAIS de búsqueda de materia oscura en el laboratorio de Canfranc. La revista 'Nature' ha publicado sus resultados, que dudan de la única señal directa obtenida hasta ahora en Italia.

—¿Qué es la materia oscura?

—Es un tipo de materia que no emite ni absorbe luz ni ningún tipo de radiación electromagnética. No sale en las fotos del universo, sin embargo hay muchos indicios de que está ahí. Vemos objetos astrofísicos que se mueven más rápido de lo que deberían. Algo los está acelerando, y sería la gravedad de la materia oscura. De hecho, el 85% de la materia del universo tendría que ser oscura para explicar la evolución del universo.

—¿Cuál sería su papel?

—Todo el universo se ha agrupado gravitatoriamente gracias a que había materia oscura. Domina la evolución en cuanto a formación de estructuras. Todo lo que vemos en el universo actual proviene del universo primitivo, una sopa caliente de partículas, que al irse enfriando formó estructuras gracias a que la gravedad amplificó pequeñas inhomogeneidades. Primero las estrellas, después las galaxias y cúmulos de galaxias. Solo con la materia visible no se entiende este proceso.

—¿Cuál es su composición?

—Desconocida. No tenemos ninguna partícula conocida con las propiedades que necesitamos que tenga la materia oscura. Hoy por hoy, la explicación es buscar partículas nuevas. Nosotros, por ejemplo, las buscamos en el laboratorio subterráneo de Canfranc. Otros las buscan en los aceleradores.

—¿Qué es el proyecto ANAIS?

—Una idea que tuvimos en el grupo de la universidad hace años para montar un experimento en Canfranc que pudiera detectar de forma directa las partículas de materia oscura. El reto era muy complicado porque ningún experimento ha detectado indicios de estas partículas, salvo Dama / Libra en Italia, que mantiene que desde hace 20 años observa una señal que, dicen, proviene de materia oscura. Nadie ha repetido su resultado, y lo queríamos hacer colocando unos detectores parecidos en un sitio diferente para ver si observábamos lo mismo.

—¿Cuáles han sido los resultados?

—El resultado preliminar tras año y medio de mediciones es que no es compatible, no vemos nada. Por ahora lo ponemos en duda, pero no será concluyente hasta que terminemos el experimento, con mediciones de cinco años. Si fuera materia oscura deberíamos ver lo mismo en cualquier laboratorio del mundo, pero no si fueran efectos debido a los detectores o al ambiente, por ejemplo.

—¿Tan difícil es repetirlo?

—Lo normal es que los experimentos sean reproducibles y haya interés en comprobar el resultado. Este experimento ha sido particularmente difícil porque no quisieron colaborar y ha habido que empezar de cero.

—¿Han contactado con usted tras publicar sus resultados la revista ‘Nature’?

——No. Siempre hemos sido muy respetuosos con su resultado. Pero ellos consideran que repetir su experimento no es necesario.

—¿Por qué los humanos tenemos tanto interés en el universo?

—Entender lo que nos rodea siempre nos ha servido para progresar.