+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

pentagrama en blanco

La clave está en la música

 

Chus Fernández Chus Fernández
14/04/2019

Hace unos días le regalaron a mi amiga María José una pasta de te del tamaño de un móvil pequeño; un papel blanco la cubría y todo envuelto en celofán. En el papel dibujada una clave de sol y al lado la frase “LA CLAVE ESTÁ EN LA MÚSICA”. Pensó que yo debía ser el destinatario, por mi profesión y decidí reflexionar sobre una frase tan sugerente. La música es la clave de todos nuestros procesos vitales. Intentaré no caer en tópicos e ir al grano. 

Steiner nos habla (el no escribió nada, daba conferencias que se han recopilado y han dado lugar a numerosos libros) del oído como el más perfecto (y el más antiguo) de los sentidos. Podemos tener esta y otras informaciones si leemos La esencia de la música y la experiencia del sonido en el hombre”. Aunque más asequible que cualquiera de los libros de Rudolph Steiner es este documental que recomiendo encarecidamente

Es curioso que el nombre más duro “cuerpo calloso”, el que conecta y separa los dos hemisferios cerebrales, se relaciona con  la experiencia más profunda de la música: la creación o composición. 

Para empezar, el documental de Sting desvela que es la música la que activa más zonas de nuestro cerebro. También revela los beneficios del aprendizaje musical en el desarrollo de cualidades del propio órgano, por lo que no entiendo que el partido de Casado (ahora se hace el simpático haciendo como que sabe tocar el bajo) quisiera eliminar la música (y la filosofía) de los planes de estudio. O quizá sí que lo entiendo.

El estudio de este arte, por lo visto, incide, de manera muy positiva  en la memoria, en nuestra capacidad de análisis y es la música, la última actividad neuronal que se mantiene como posibilidad de comunicar con enfermos de alzhéimer. Es maravilloso observar cómo los niños de corta edad reaccionan ante la música. Por eso deberíamos ser muy respetuosos con el “alimento espiritual”  que les damos; tanto o más que con su dieta física. 

“La clave está en la música” da para una reflexión mucho más amplia. Solo una cosa más: Hay personas que tienen un concepto equivocado de sus aptitudes musicales. A ellas, y a todos vosotros,  invito a ver la performance de Bobby Mcferrin en la conferencia Notas y neuronas: en busca del Coro Común antes de decir que no tienen oído o sentido del ritmo. 

Salud