+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Gran Premio de Malasia

Márquez provoca la caída de Rossi y corona a Honda

El heptacampeón cátalán, que el sábado sacará a todo Cervera a la calle con su fiesta, regaló, con su 9ª victoria del año, el título de constructores a Honda. El 'Doctor', dominador y lider en 16 de las 20 vueltas del GP, perdió el control de su Yamaha cuando Márquez estaba ya listo para la gran batalla en Sepang

 

Marc Márquez ha logrado, en Malasia, su 9ª victoria del año y ha regalado a Honda su título 24 de constructores. - ALEJANDRO CERESUELA

EFE
04/11/2018

Cierto, era el día de Valentino Rossi (Yamaha). Verdad, el icono italiano ha tenido un inicio fulgurante, impresionante, uno de esos domingos que demuestran que el viejo rockero está en forma, a los 39 años. Hacía (y sigue) 497 días que no ganaba (Assen, Holdanda, 2017). Y hoy, en un circuito durísimo, que le había visto ganar siete veces, ante 103.984 espectadores, la mayoría de ellos unos locos del nº 46, el ‘Doctor’ iba a volver a hacer historia sin resistirse a seguir ganando y codearse con las dos generaciones que le preceden y a las que les pelea, día a día, entrenamiento a entrenamientos, domingo a domingo (de ahí que ahora le llamen ‘señor domingo’), las victorias.

Rossi salió disparado y, de las 20 vueltas al trazado de Sepang, lideró 16. Fue en la 17, es decir, a cuatro del final, cuando ‘Vale’, tal vez con la rueda delantera ya muy dañada, no pudo soportar más la presión que ejercía sobre él el heptacampeón del mundo, el pentacampeón de MotoGP más joven de la historia, el mito e icono que persigue sus triunfos y títulos, el catalán Marc Márquez (Honda), y ha perdido el control de su Yamaha, cediendo el triunfo al ‘nen de Cervera’, que, sí, en efecto, estaba ya muy cerquita de Rossi y, por tanto, hubiese podido derrotarle, o no.

SU TRIUNFO NÚMERO 70

La decepción en el circuito malayo, la tristeza, sin duda, en millones de hogares de ‘motards’ de todo el mundo, fue enorme, pero Márquez, tal vez protagonizando el relevo que ya todos dan por hecho, tomó el mando de la carrera y consiguió su novena victoria de esta temporada (EEUU, España, Francia, Holanda, Alemania, Aragón, Tailandia, Japón y Malasia), es decir, tres más que la temporada pasada, su triunfo nº 70 en 185 grandes premios y después de su ‘pole positions’ nº 80. “Había demasiadas motivaciones extras para no ganar”, dijo el catalán, que celebró, como pocas veces, la victoria, que concede a Honda, su fábrica de siempre, el título de constructores nº 24, el cetro que más ansían y persiguen los fabricantes, pues es el único que les permite vender sus motos diciendo que son campeones del mundo de MotoGP.

La carrera fue impresionante, como han sido todas las últimas, y no solo, no, por la escapada repentina de Rossi sino por la remontada de Márquez, que arrancaba, por castigo, desde la tercera fila. Una carrera que tuvo a cuatro españoles (Márquez, Àlex Rins, 2º; Maverick Viñales, 4º y Dani Pedrosa, 5º) entre los cinco primeros (solo se coló Zarco, 3º) en la clasificación final y, sobre todo, porque el heptacampeón del mundo tuvo que jugársela durante las primeras vueltas para no perder la referencia de Rossi.

De ahí que estuviese a punto de caerse dos veces, que medio mundo viese otra ‘salvada’ prodigiosa, milagrosa, y, además, un choque, toque, con Zarco, en esa persecución. Y, luego, fue apretando los dientes y restando décima a décima, casi milésima a milésima, a un sensacional ‘Doctor’, que mandaba con solvencia pero que, en efecto, en las últimas carreras siempre había acusado en exceso (de ahí que lleve tanto tiempo sin ganar) el desgaste de su neumático trasero.

EN BUSCA DE LA TRIPLE CORONA

La jornada, que había arrancado mucho antes de lo provisto (los organizadores adelantaron las carreras dos horas para driblar la lluvia, cosa que consiguieron), había empezado con el flamante y arrollador título de Jorge Martín (Honda) en Moto3 y, después, la conquista del cetro de Moto2 por el italiano Francesco 'Peco' Bagnaia (Kalex). Y concluyó con otra exhibición de Márquez, que, a falta de un gran premio, Cheste (Valencia), a mitad de noviembre y seis días antes de la gran fiesta de Cervera (próximo sábado por la tarde), añadió a su título mundial, el de fabricantes para Honda y redondeará su triplete personal, en Valencia, con el título de escuderías para el ‘team’ Repsol Honda. Y más, Márquez le saca ya 101 puntos de ventaja al segundo del Mundial, Andrea Dovizioso (Ducati), es decir, más de cuatro victorias. Increíble. Como todos los números de este ‘chico milagro’.

Clasificación del GP: 1. Marc Márquez (Honda), 40 minutos 32.371 segundos; 2. Àlex Rins (Suzuki), a 1.898 segundos, 3. Johann Zarco (Yamaha), a 2.474 segundos, 4. Maverick Viñales (Yamaha), a 4.667 segundos y 5. Dani Pedrosa (Honda), a 6.190 segundos.

Mundial de pilotos de MotoGP: 1. Marc Márquez (España), 321 puntos, ya es campeón; 2. Andrea Dovizioso (Italia), 220; 3. Valentino Rossi (Italia), 195; 4. Maverick Viñales (España), 193 y 5. Àlex Rins (Suzuki), 149.