+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL MUNDIAL DE MOTOGP

Persiguiendo a Márquez

Los rivales del campeón español creen que la ventaja adquirida (37 puntos) hace «muy difícil» su caza. «Esa distancia va a ser un tesoro para Marc», mantiene Petrucci, uno de sus contrincantes

 

Marc Márquez probó, en Montmeló, múltiples soluciones y hasta un chasis nuevo para mejorar su Honda. - ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
20/06/2019

Pues sí, después de la paliza de todo un gran premio a tope, los magníficos de MotoGP tuvieron posteriormente una sesión muy dura de test a ritmo de carrera oficial. Como suele ocurrir en estos ensayos entre gran premio y gran premio, Maverick Viñales (Yamaha), conocido como el campeón de invierno porque siempre es el más veloz en los test pero luego sigue sin ganar a la hora de la verdad, fue el más rápido, seguido del italiano Franco Morbidelli (Yamaha) y del heptacampeón Marc Márquez y su Honda.

El ambiente en el paddock de Montmeló es que, dado el caos provocado por Jorge Lorenzo (Honda) el pasado domingo, cuando tiró a Rossi, Viñales y Andrea Dovizioso (Ducati), el hombre al que más teme Márquez, el líder tiene ahora una ventaja de 37 puntos sobre Dovi que sabrá administrar de maravilla, como ha hecho en los últimos años, desde que cambió su manera de pilotar.

«Marc no es estúpido, todo lo contrario. Y, sí, le podemos apretar, pero eso se puede hacer cuando él se vea obligado a ganar porque las diferencias con sus perseguidores sean cortas. Ahora, que tiene 37 o más puntos sobre nosotros, que corre como quiere, que tiene una moto mejor que el año pasado, que ha demostrado que sabe ganar el título de muchas maneras y que, cuando no tiene un buen día, siempre está en el podio, la cosa se pone aún más difícil. He dicho difícil, no imposible», señaló Dovi, que asegura que en Assen (Holanda), dentro de 12 días, tendrán aún una Ducati mejor, dadas las pruebas positivas realizadas en Montmeló.

«Es evidente --cuenta Danilo Petrucci (Ducati), cuarto a 42 puntos de Márquez-- que Marc tiene ya más de una carrera de ventaja (25 puntos) y eso para él, que es el mejor, es un auténtico tesoro, pues le permite correr más tranquilo. Nosotros, Andrea y yo, que hemos demostrado ser el equipo más fuerte, la única pareja oficial que podemos darle miedo, debemos trabajar aún más unidos aunque, claro, eso no será fácil de administrar cuando ambos estemos con posibilidades de ganar la carrera. Más ahora que Andrea y yo solo estamos separados por cinco puntos».

Álex Rins (Suzuki), tercero del Mundial a 39 puntos del líder, considerado por Márquez como el tercer hombre en la lucha por el título, está convencido de que aún están a tiempo de atrapar a Márquez, pues restan 300 puntos en juego. «El caos del domingo, pilotos cayéndose, ceros en las cuentas de cualquiera de nosotros, es una situación que se puede repetir en las próximas carreras. Nosotros, si logramos mejorar nuestra velocidad punta, cosa que es difícil, tenemos las armas para complicarle la vida a Marc. Pero bueno, si no es este año, será el que viene».

¿Y Marc? «Yo voy a seguir a lo mío: donde pueda ganar, ganaré, perdón, intentaré ganar; donde no me vea ganador, pelearé por el podio». Y, sí, de momento, en siete carreras, siete poles, seis podios y cuatro victorias. El líder incontestable.