+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A la caza del gnomo

 

ANDREA Ropero
31/08/2014

A veces, solo a veces, los políticos sufren ataques de originalidad en sus campañas electorales. Son una minoría --diría que en extinción--, pero siempre hay alguien que sorprende a golpe de desnudo, de video rompedor o regalando adorables mascotas para ganar votos. Pero maldita la hora en la que al líder socialdemócrata austriaco de la región de Vorarlber se le ocurrió regalar 20.000 enanos de jardín a vecinos de su provincia para pedirles que le voten en las elecciones al Parlamento del 21 de septiembre. Miembros de su equipo colocaron hace unos días esas diminutas figuras junto a plantas, árboles, portales e, incluso, postes de luz con estas dos frases: "Vota por Ritsch" y "Con fuerza para Ritsch". ¡Y vaya que si les ha dado fuerza! Su nombre está en todas las portadas porque alguien, una mano negra, ha robado a 400 de esos coquetos enanos. Quizá el asunto el produzca una carcajada y le suene a guión de Berlanga, pero encontrar a los ladrones ya es casi una cuestión de estado en Austria. La policía sigue buscando puerta por puerta a los secuestradores de enanos, pero nada. Ni rastro de ellos.

Su pista se esfuma a la vez que crece el lío político. Los socialdemócratas (SPO) acusan al Partido Popular de haber robado los enanos, y de colocar en su lugar carteles con el nombre de su cabeza de lista, Markus Wallner. Los populares niegan que el ladrón esté entre su militancia, pero, aún así, todas las miradas están puestas en ellos por una frase que ha puesto patas arriba al país. "Tengo otras cosas en la cabeza que ocuparme de los enanos del SPO", ha justificado Wallner. Mal por él, porque a unos enanos de jardín regalados y tuneados electoralmente no se les puede despreciar así. Esa falta de empatía con las entrañables figuritas puede costarle la mayoría absoluta que ostenta. Según el rotativo Tiroler Tageszeiung, pasaría del 50,8% de intención de voto al 39% tras su comportamiento con el robo de los gnomos. ¡Como para despreciarles! Y, ojo, el que los encuentre se embolsará los 1.000 euros de recompensa que ofrece el partido.

Lo de las figuritas de jardín es mucho más serio de lo que piensan. En Francia existe el Frente de Liberación Nacional de Enanos de Jardín, célebres a partir de la película Amélie. Su misión consiste en robar enanos de casas particulares y devolverlos al bosque. Ya han liberado más de 7.800 enanos. Aquí, en España, también hay una filial, aunque por ahora no asaltan jardines a gran escala. Suerte que a nuestros políticos no les ha dado por regalar figuritas semejantes para captar al electorado. No quiero ni imaginar cómo sería el proceso de captura del gnomo.

Periodista