+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Apuntes al margen

Desescalada y movilidad

 

Un viandante, con la compra. -

Alfonso Alegre Alfonso Alegre
03/05/2020

Parece que cada vez hay más evidencias sobre la influencia de la contaminación en el coronavirus. Esta influencia es por partida doble. La primera, indiscutible desde hace mucho tiempo, es que las enfermedades respiratorias (no solo el covid) se agravan con la contaminación. La segunda es que la contaminación podría estar favoreciendo los contagios del virus. Actualmente estamos comenzando las desescaladas en diferentes lugares del mundo y dos de los principales problemas en las grandes ciudades van a ser la limitación del uso del transporte público por un lado, y la conservación de la distancia de seguridad en las aceras por el otro. El riesgo es evidente: un uso masivo del coche y su correspondiente contaminación, que puede provocar tanto un aumento de la mortalidad, como favorecer los contagios.

Ante esta situación creo que es útil mirar hacia afuera, ver qué están planteando en otros lugares y si hay ideas buenas, a copiar. En Berlín está pintando carriles bici en las calzadas porque en bicicleta es más fácil respetar la distancia de seguridad. En Barcelona van a cerrar al tráfico 44 calles todos los días de 9:00 a 21:00, además de peatonalizar carriles de coche en calles poco importantes, como la Diagonal. En Nueva York piensan peatonalizar entre 65 y 160 km de calles, ensanchando las aceras (tan fácil como pintar un carril de coche para que sea usado por peatones). En Bruselas habrá prioridad peatonal y ciclista en todo el centro histórico con velocidad máxima de 20 km/h. En Bogotá han habilitado 117 km de carril bici temporal. En León se están planteando ensanchar los pasos de cebra para que se pueda respetar la distancia de seguridad. Y la lista con ideas parecidas podría seguir con Singapur, Valencia, Gijón, Milán y un larguísimo etc.

En realidad es fácil, se trata por un lado de incrementar el espacio del peatón y del ciclista para poder mantener la distancia de seguridad y por el otro de limitar velocidad y circulación de coches para evitar que la contaminación agrave los efectos de la enfermedad. Sr. Azcón, Sra. Concejala de Movilidad, yo no les pido que tengan imaginación ni que inventen nada nuevo, pero con la de ejemplos que hay, ¿de verdad que a ustedes solo se les ocurre cerrar alguna calle en fin de semana a modo de patio de recreo? Recuerden a Unamuno y aprendan de su sabiduría: «Que inventen ellos».

*Profesor y economista

 
 
1 Comentario
01

Por el manchonero 12:14 - 03.05.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En menudo lío se ha metido usted. Y ahora que hacemos con todo el montaje de los coches híbridos y su famosa etiqueta para poder circular por donde me de la gana. Zaragoza es provinciana, en la próxima pandemia todos al pueblo. Tenemos la ciudad que en los años 60 nos pareció maravillosa a los que veníamos de los pueblos. Hay calles que sus edificios tienen en altura más de cuatro veces que la propia anchura de la calle. En el centro ninguna zona verde, es lo que hay.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla