+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Tocqueville y el centralismo o mal francés

 

Juan Bolea Juan Bolea
01/03/2019

Una de las teorías más llamativas e interesantes de Alexis de Tocqueville, en su más que clásico libro El antiguo régimen y la Revolución, sostiene que la Revolución francesa no sólo no consiguió cambiar todas las estructuras procedentes de la monarquía absolutista de origen feudal que con tanto denuedo había combatido, sino que, paradójicamente, consagró e incluso reforzó algunas de ellas.

Por ejemplo, el centralismo.

Concepto político--administrativo que, contra una muy extendida opinión, no devino, según Tocqueville, de una novedad o imposición de la Revolución, sino como mero proceso de continuidad, instaurado mucho antes, en siglos medievales, por los monarcas teocráticos y mantenido por los jerarcas revolucionarios.

Tocqueville escribió su ensayo en 1856, con una perspectiva temporal que le permitió combinar la investigación histórica con lo que hoy entenderíamos como sociología comparada. «Los revolucionarios del 89 --escribió-- consiguieron derribar el edificio, pero sus cimientos permanecieron incólumes en el alma de sus mismos destructores (Robespierre), y sobre esos fundamentos fue posible levantar un nuevo edificio (Napoleón) dándole una solidez que no había tenido».

¿Podría darse en la actual y democrática España un proceso similar? ¿Que, desde el Estado Autonómico hoy vigente se regresara al centralismo franquista o se asimilara el modelo francés?

Por desgracia, no es ésta en absoluto una previsión descartable. Un partido, al menos, pero que parece haber superado el 10% de los votos, Vox, se ha manifestado totalmente opuesto a las autonomías. Si por su líder, Santiago Abascal, fuera, quedarían abolidas, para inmediatamente a continuación refundar o reformar el Estado español en un bloque centralizado, con Madrid como epicentro y con delegados en regiones y provincias a modo de los antiguos gobernadores civiles, o de aquellos colectores, síndicos, intendentes y prefectos que antes y después de la Revolución francesa ventilaban los asuntos de la Francia interior o periférica.

¿Otros partidos españoles podrían apoyar tesis centralistas? Tampoco es descartable en absoluto. Por eso urge reforzar la pedagogía y el concepto de la autonomía como sede de progreso y convivencia.

   
4 Comentarios
04

Por Don Minervo 17:14 - 01.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Con autonomías somos una de las comunidades más irrelevantes y discretitas de España por mucho que nos duela y eso que estamos en el centro de todas las comunidades más ricas del estado, sin autonomías estaríamos a la cabeza de Españistán donde se puede mentir delante de un juez (y van dos) y encima te aplauden.

03

Por José Z. 11:32 - 01.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Enhorabuena por el premio, hoy estamos de acuerdo, casi todo el progreso en Aragón ha sido gracias a la Autonomía, con un estado centralista tendríamos seguramente un retraso de decadas.

02

Por Raimon 11:02 - 01.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Juan, enhorabuena por el reciente galardon de las letras aragonesas, espero con ansia la ultima entrega de Florian Falomir,actuando por escabrosos terrenos, analizando esas muestras sanguineas, bajo la atenta mirada de las liebres y demas fauna de ¿Españistan? salud escritor.

01

Por domingogarciai 8:09 - 01.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Amigo Juan, hoy va de felicitación por ese merecido premio que has recibido tras años de una intensa labor en la literatura y en la cultura. Un abrazo.