+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL RETORNO DE LA COMPETICIÓN PROFESIONAL

Puerta cerrada al menos los dos primeros partidos

El CSD considera imposible jugar con público hasta que toda España esté en la fase 3 y lo ve improbable después en medio de un intenso debate

 

El Yamiq, durante el partido ante el Deportivo, el último en La Romareda. - JAVIER BELVER

S. V. / R. P.
03/06/2020

En el proceso de desescalada en el que se encuentra España por la crisis del coronavirus todo sucede muy rápido. Hace algo más de un mes existían serias dudas en torno al regreso de la Liga, cosa que ya será una realidad en una semana. Ahora el nuevo e intenso debate se centra en la presencia o no de público, un aspecto que también se va precipitando. Es seguro que las dos próximas jornadas se disputarán a puerta cerrada, como aseguró la presidenta del Consejo Superior de Deportes, Irene Lozano, en la Cadena Ser. También parece improbable que acaben ocupándose algunas butacas en el tramo final del campeonato, pero ya no es imposible. El plan inicial, que incluía partidos con un 30% del aforo solo a partir de septiembre con la nueva temporada, puede sufrir algún retoque.

El Zaragoza está a la expectativa hasta que se dictamine una solución definitiva. Debuta el 13 de junio ante el Alcorcón en La Romareda. Así, como pronto, esa posibilidad se activaría ante el Almería, aunque aún parece lejana, pero en todo caso solo sería para ese tercio del aforo. Irene Lozano aseguró que cuando todas las comunidades estén en esa fase 3 la posibilidad quedaría a expensas de la situación sanitaria.
«Si no estamos todos en la misma fase de la desescalada es radicalmente imposible que haya público en unos estadios y en otros no», aseveró. Aragón está entre las comunidades que pueden acceder el lunes a esa fase, pero en otras, como Cataluña o Madrid, se deberá esperar hasta el 22 de junio. Preguntada sobre si entonces se autorizaría la entrada de público, la dirigente reconoció que «el factor deportivo de desigualdad desaparecería» y se ceñirían ya «estrictamente a la situación sanitaria. Sabemos que en dos semanas cambian mucho las cosas, de momento para bien, pero no hay que lanzar mensajes equívocos. No se puede ir a los estadios, el acuerdo con LaLiga fue reanudarla a puerta cerrada y así se va a hacer», sentenció Lozano.

Además, puntualizó que el tema no se lo ha "planteado nadie de forma oficial" al CSD y que se enteró por las palabras de Miguel Ángel Ramírez. "La gente necesita un mínimo de seguridad y estas ocurrencias inducen a la confusión. Vamos a arrancar la competición bien y vamos a ver cómo evolucionan las cosas y la epidemia", remarcó.

La presidenta del CSD tampoco quiso aventurar si en septiembre podría haber ya aficionados. "Mi opinión o intuición se va a interpretar como información. Sólo quiero decir que mientras no se den todas las garantías, que ante la duda seamos prudentes. Hay que pensar en la gente que se moviliza en un partido y que existe vinculación de los espectáculos de masas con la epidemia. No hay que anticipar demasiado", comentó, admitiendo que aún deben "trabajar" sobre el protocolo de este acceso.

La mecha la prendió Las Palmas, petición a la que se sumó el Oviedo y LaLiga de momento no se pronunció, aunque respaldó la idea. En Bulgaria, con un 30% de los estadios, y en Rusia, con un 10%, va a haber público en los campos. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias no descartó la posibilidad el martes, pero la idea no encontró excesivo apoyo en algunos colegas, que ven demasiado arriesgada esa apertura. Antoni Trilla, jefe de epidemiología del Hospital Clínico de Barcelona, abogó ayer por «mantener los partidos a puerta cerrada».

La visión en Aragón

Mientras, en Aragón, la consejera de Presidencia del Ejecutivo autonómico, Mayte Pérez aludió a la prudencia cuando fue preguntada. «No debemos precipitarnos. La cautela y la prudencia nos han dado buenos resultados y sería una temeridad adelantarnos para luego retroceder», dijo. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, aseguró no conocer en profundidad el tema, aunque «todo lo que sea colaborar con el equipo de la ciudad lo miraremos con los mejores ojos».