+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«Podemos demostrar que se puede jugar al fútbol en Segunda»

Víctor Fernández destacó el ímpetu del Zaragoza por tener el dominio del partido

 

Loreto da instrucciones en el banquillo por la sanción a Víctor Fernández. - XURDE MARGARIDE

A. B. L.
06/01/2019

Se preguntaba en la previa Víctor Fernández si el Real Zaragoza iba a ser capaz de jugar igual en casa que como visitante. La incógnita quedó disipada, lo que dejó al técnico muy satisfecho: «El equipo ha sabido levantarse y remontar ante un equipo fuerte y poderoso. Tiene mucho valor para nosotros, porque hay muchas cosas que mejorar, aunque la correción sobre la victoria es mejor porque aumenta la confianza», dijo antes de reconocer que «hemos intentado gobernar el partido a través de un buen control de balón», algo que consiguió en varias fases del encuentro.

El aragonés trata de potenciar los puntos fuertes de su equipo, porque por sus características es preciso «llegar con mucha gente desde atrás y acumular en el medio». «Necesitamos toque y combinación porque no tenemos una extraordinaria presencia física en el área rival. Eso te permite gobernar el partido, pero los partidos se ganan en las dos áreas», puntualizó.

De todos modos, se fue de El Molinón «muy contento» a pesar de que el Zaragoza entró en el partido «excesivamente relajado, más que desorientado» ya que «hemos confundido la confianza con la relajación a la hora de ejecutar determinadas acciones».

GRAN MÉRITO

Después reaccionó el conjunto blanquillo a base de tener el balón, algo que Víctor Fernández considera que es primordial: «Necesitamos tener control de juego porque creo que somos un equipo con unas características que encajan en lo que yo entiendo como fútbol y eso nos permite aguantar las embestidas de un equipo poderoso. Hemos tenido paciencia para seguir saliendo con la pelota y jugadas claras para terminar resolviendo el partido», explicó.

Esas características, según el entrenador, propician que el equipo pueda «demostrar que también se puede jugar al fútbol en Segunda». Pero hay que seguir trabajando. Entre esos puntos a mejorar de los que hablaba el técnico se encuentra que «no estamos preparados para dominar los 90 minutos». De todos modos, aunque «hemos podido tener fases más bajas, no hemos renunciado a nuestro juego».

Por todo ello, por el resultado y por haber infligido al Sporting su primera derrota de la temporada como local, Víctor no resta «ningún mérito» a su equipo. «Hay muchas alternancias a lo largo de un partido y el Sporting también juega. Tiene muchos recursos y es insistente», apostilló.

Por lo tanto, en el cómputo general, «en muchas fases hemos tenido el control del juego y en las fases decisivas, el del partido». «Hemos mostrado oficio, buena colocación, nos hemos ayudado bien y hemos propiciado que las jugadas del Sporting fueran forzadas», recalcó. Por último, el técnico espera que este triunfo otorgue a la plantilla «más confianza y tranquilidad», aunque todavía «tenemos que corregir algunos automatismos», concluyó.