+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL ANÁLISIS DEL NUEVO DELANTERO ZARAGOCISTA

Sergio García pasa el testigo a Puado

El delantero, petición expresa de Víctor en verano y excompañero del nuevo fichaje, avala su llegada, porque “al Zaragoza le va a venir muy bien”

 

Puado, con el presidente, Christian Lapetra, tras firmar hoy su cesión. - REAL ZARAGOZA

S. VALERO
18/11/2019

Javi Puado, que ha pasado a primera hora de este lunes el reconocimiento médico, se pone este martes a las órdenes de Víctor Fernández  para cumplir ese perfil de segundo punta con capacidad de jugar en las dos bandas que tiene Sergio García, el anhelo del técnico zaragocista en el final del verano y que no llegó a concretarse. Lo hace ahora con Puado en una cesión sin opción de compra, después de que el club dejara para enero la tarea de fichar a un 9 con el perfil de Dwmanea (Darío Poveda, del Atlético B, es el elegido) y que sea Puado el que ocupe la plaza que deja la baja médica del ghanés. Sergio, ahora sin equipo después de no renovar con el Espanyol en junio y no aceptar las propuestas que tuvo en verano, conoce bien al nuevo delantero zaragocista tras coincidir ambos la temporada pasada en el primer equipo espanyolista.

“Javi no es delantero centro, es más un segundo punta que puede jugar en varias posiciones en el ataque. Sí, más o menos es como yo. Seguro que el Zaragoza lo ha ido a buscar porque les faltaba ese perfil, es lo que necesitaban”, explica el delantero del barrio barcelonés del Buen Pastor, que estuvo en el punto de mira del club aragonés en la parte final del mercado, como una petición expresa de Víctor, con el que había coincidido en la etapa anterior de ambos en el Zaragoza. “No le he dado vueltas a por qué no se hizo, se hablaron muchas cosas y al final no se acabó de concretar nada. Hablé alguna vez con Víctor, no pudo llegarse a hacer por esas cosas que no se concretaron y ya es pasado”, señala.

Así, en ese sentido, Sergio pasa el testigo a Puado, un futbolista en el que se deshace en elogios: “Tiene mucha calidad, es muy vertical, posee descaro, uno contra uno y gol”, asegura el exjugador del Espanyol, en el que estuvo siete temporadas en dos etapas, con 231 partidos y 50 goles. Era una institución en el club ‘perico’ y como tal ejercía su influencia sobre los jugadores jóvenes de la cantera como Puado. “Puede jugar por la derecha, pero también en la banda izquierda. De hecho, en el filial lo hacía más ahí, entrando a pierna cambiada. Puede meterse por dentro o ir por fuera, tiene las dos salidas. No es un jugador que sepas que siempre te va a salir por un lado, esa capacidad de sorpresa para el rival es importante”, asevera sobre su excompañero, recordando que también la temporada pasada jugó como referencia, como 9, en algún partido de Copa. “Es muy polivalente y al Zaragoza le va a venir muy bien”, resume.

“El nivel de sobra para Segunda lo tiene. Si es que en Primera ya ha demostrado que también puede aportar mucho… Le veo recorrido, con una carrera que puede dar mucho de sí. De lo que estoy convencido es que este cambio le va a venir muy bien, porque lo que más se necesita es jugar. Eso es lo importante, jugar y no parar”, asegura Sergio, que en sus inicios como jugador dejó la cantera del Barcelona para tener esa continuidad primero en su cesión al Levante y después en un fichaje por el Zaragoza en el 2005 donde ya se destapó para ir a la selección y ser campeón de la Eurocopa en el 2008. “A él le falta esa continuidad, coger minutos, porque es lo que necesita. Y seguro que el Zaragoza va a acabar muy contento con su aportación porque estoy convencido de que las cosas le van a salir muy bien y puede crecer mucho como futbolista en esta cesión”.

Sergio, que se entrena con el Iberia en la Tercera Catalana y trabaja con un preparador físico mientras madura si opta por la retirada a sus 36 años o aún se da un tiempo más de fútbol, ve en Puado a un chico de 21 años que “tiene los pies en el suelo y es profesional. Le gusta trabajar, está perfectamente centrado en el fútbol y eso es importante. Saber dónde está y tener hambre para mí es básico. Y él lo tiene. Además, posee personalidad jugando y carácter, aunque sea joven”.

El curso pasado en Primera Puado tuvo sitio en 15 partidos  de Liga (362 minutos) y en otros cinco de Copa, para anotar un gol, ante el Cádiz en el torneo del KO. Sergio no duda que estas cifras las va a mejorar en el Zaragoza. “Espero que pueda meter muchos goles, porque además la Segunda es más larga y él tiene calidad. Es un jugador que llega bien a portería, que sabe vivir bien cerca del área”, concluye.

Puado, por su parte, firmó esta tarde su contrato de cesión con el Zaragoza y este martes será presentado, pero ya señaló en la web de la entidad zaragocista que quería "dar las gracias a todos, porque estoy muy contento de llegar a este club, que es un histórico. Intentaré aportar mi granito de arena para devolverle donde se merece y que al final estemos todos muy contentos". 

   
1 Comentario
01

Por opinante 20:51 - 18.11.2019

Bienvenido Puado, como todos los que llegan. Y a ver si aporta algo diferente a los que tenemos en la zona de arriba. No obstante el Zaragoza necesita un par de centrales que vayan bien por arriba, tanto en defensa como en ataque (en los saques de esquina) Que desde que se fue Aguado carecemos de central con garantías. Solo Clemente tiene clase suficiente para el puesto, pero su estatura le impide llegar de cabeza. Los otros tres, completamente nulos. Y, por favor, que alguien enseñe a los tiradores de penaltis que la manera de no fallar es tirarlos a media altura y por el centro. Lanzarlos raso y a los lados es un cara o cruz porque el portero siempre se tira a uno u otro lado.