+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«Afrontamos el choque contra el Girona como una final»

Miramón confía en llegar al último tramo de la temporada con opciones de permanencia

 

Miramón encara a Álvaro García en el encuentro frente al Rayo Vallecano. - ÁNGEL DE CASTRO

J. CHUECA
07/02/2019

El Huesca afronta este sábado ante el Girona un choque decisivo para la permanencia en Primera División. «Llevamos todo el año trabajando para poder tener esta opción de acercarnos a la pelea y ahora se ha dado la oportunidad y tenemos que aprovecharla», afirmó Jorge Miramón tras el entrenamiento del Huesca en el IFPE Montearagón. «Nosotros tenemos que seguir pensando en llegar al final con opciones de salvarnos. Ahora toca el Girona pero al igual que el choque anterior era una final, afrontamos este partido como otra para poder seguir en la pelea», confirmó el lateral. Los oscenses quieren aprovechar la buena dinámica en la que están inmersos para vencer a un rival que no pasa por su mejor momento. El Girona marca la permanencia con 24 puntos y solamente ha sumado 4 de los últimos 27 puntos.

La mala racha del Girona no pasó desapercibida para Miramón, que fue cauto ante la dificultad del encuentro del próximo sábado. «Sabemos que ellos están mal y que podemos meterle mano. Debemos manejar bien el partido y tener controlados en todo momento a sus jugadores que participan por dentro y a sus delanteros sin olvidar la profundidad de sus carrileros». El zaragozano advirtió también sobre alguno de los grandes jugadores del equipo de Eusebio. «Estamos observando cómo atacan ellos para poder contrarrestarlo. Debemos atajar esas jugadas en las que consiguen enlazar con Borja y estar atentos a las caídas a banda de Portu y la fuerza de Stuani arriba».

Una de las claves de la reacción altoaragonesa ha sido poner el candado a la portería. Mantener esa seguridad defensiva se antoja esencial en la consecución del reto de la salvación. «Es de valorar que hayamos conseguido dejar la portería a cero aunque haya sido tarde y tenemos que seguir así», comentó el lateral oscense después de cortar la racha de 21 partidos consecutivos recibiendo al menos un gol.

Tras la goleada frente al Valladolid, Miramón afirmó que el vestuario sigue unido pero quizás ha ganado un poco más de confianza en pelear por la salvación. «Si seguimos con la portería a cero y materializamos nuestras ocasiones vamos a llegar al final con oportunidades de salvarnos». De la mejoría del equipo que le ha situado a nueve puntos de la salvación, el aragonés aseguró que el cambio ha llegado fruto de su propio trabajo. «Quizás el equipo está más junto. La defensa es cada vez más intensa y estamos evitando los contraataques porque nos habían creado mucho peligro en ese aspecto. Nos faltaba dominar las áreas y el último partido es el mejor ejemplo del crecimiento en esa faceta».

Miramón comentó que la llegada de Enric Gallego había posibilitado un crecimiento ofensivo que venía «muy bien» al estilo de juego del equipo y que crea ese peligro que le faltaba al Huesca en área rival. «Es un jugador muy potente que gana los balones por arriba y luego es capaz de bajar el balón al suelo y jugar con el resto. Dentro del área es un killer ya que todo lo que le cae es sensación de peligro y nosotros agradecemos tener a un jugador así». El polivalente jugador aseguró que él estaba a disposición de Francisco para que le alinee donde el equipo más lo necesite. «Antes era interior, después pasé a lateral y ahora me renconvierto a carrilero. Yo con tal de estar en el campo estoy contento y donde me ponga el míster voy a intentar ayudar». El Girona es un equipo con un sistema similar al planteado por Francisco en las últimas jornadas. «El míster valora cómo juega el rival y nosotros tenemos que hacerlo lo mejor posible», comentó el jugador zaragozano de la adaptación del equipo a varios sistemas de juego dependiendo del partido.

Sobre las últimas incorporaciones que han llegado al equipo, el lateral destacó la cálida bienvenida del vestuario. «Son grandes jugadores que vienen a sumar y seguro que siguen adaptándose bien», concluyó.