+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

desastre natural

California contabiliza ya 17 muertos por las riadas de lodo

La zona devastada por los incendios en el 2017, afectada por avalanchas de agua. Más de 100.000 hectáreas quedaron sin vegetación para frenar las lluvias torrenciales

 

Efectos de las lluvias en California, en la zona de Montecito. - reuters

EL PERIÓDICO eparagon@elperiodico.com LOS ÁNGELES
12/01/2018

Con un saldo ya de al menos 17 víctimas mortales y 8 desaparecidos, las autoridades californianas intensificaron ayer las tareas de búsqueda y rescate de centenares de afectados por las riadas de lodo y escombros en el condado de Santa Bárbara, en California.

El alguacil del condado, Bill Brown, explicó que las brigadas de rescate trabajaron sin descanso en busca de las personas reportadas como desaparecidas. «Mientras tenemos la esperanza de que no suceda, creemos que este número (de víctimas mortales) aumentará mientras continuamos buscando personas que todavía están desaparecidas», señaló.

Además de los 17 fallecidos, 28 personas resultaron heridas por las riadas registradas como consecuencia de las fuertes tormentas que afectaron al norte y sur de California, precisamente las áreas más dañadas por los poderosos incendios del 2017.

La avalancha de escombros y lodo, que arrancaron de sus cimientos varias viviendas de la zona, tomó fuerza inusitada en la madrugada del martes cuando el sector arrasado por el incendio forestal en diciembre recibió una gran cantidad de agua en menos de 15 minutos.

El Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara informó de que cerca de 100 viviendas fueron destruidas y 300 más sufrieron daños.

Las autoridades achacan esta avalancha a Thomas, el mayor incendio forestal de la historia moderna de California, que consumió en diciembre 113.311 hectáreas, que quedaron sin la vegetación que ayuda a absorber la lluvia y servir de dique de contención. Este fuego destruyó 1.063 estructuras y dañó otras 280 en los condados de Santa Bárbara y Ventura, y afectó especialmente ciudades como Montecito y Carpintería.

En algunas de las áreas inundadas este martes las autoridades habían ordenado la evacuación y recomendado a los habitantes que se trasladasen a zonas elevadas, aunque muchos residentes no consideraron que el riesgo fuera tan grave y decidieron permanecer en sus viviendas.

La orden de evacuación obligatoria se mantiene para cerca de 7.000 residentes del sector mientras otros 23.000 han evacuado voluntariamente sus hogares.