+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SUCESOS

Los Mossos descubren que la rehén de Sant Andreu (Barcelona) era la mujer del atracador

Los Mossos arrestan a una vecina de 41 años de Sant Adrià de Besòs por participar en el robo a un BonÀrea el pasado 25 de mayo. Algunos testimonios relataron erróneamente que había sido obligada a montar en el coche de uno de los ladrones a punta de pistola

 

Una patrulla de Mossos dEsquadra. - RICARD CUGAT

GUILLEM SÀNCHEZ
09/06/2019

El sábado 26 de mayo unos atracadores robaron a punta de pistola un centro comercial BonÀrea del distrito de Sant Andreu de Barcelona. El asalto lo perpetraron minutos antes de que cerrara el local, cuando las cajas registradoras acostumbran a estar más llenas de dinero en efectivo.

Diversos testigos presenciales del ataque relataron instantes después a los Mossos dEsquadra que los atracadores eran tres, que dos de ellos habían emprendido la huida a pie corriendo hacia el centro de Barcelona y que un tercero lo había hecho en coche. Antes de subirse al vehículo, este último había obligado a una mujer a meterse en el automóvil para huir junto a él: una fuga con rehén.

La mujer apareció poco después en Sant Adrià de Besòs. Se encontraba bien. Pero de su captor no había ni rastro. Los Mossos lograron arrestar a uno de los atracadores que habían huido a pie. Recuperaron el botín, de 6.000 euros, bridas que habría usado para inmovilizar personas durante el atraco, y un cuchillo de grandes dimensiones.

GIRO EN LA INVESTIGACIÓN

Los datos de la mujer que habría sido rehén de uno de los atracadores dispararon las sospechas de los investigadores que se hicieron cargo de aquel caso. Vecina de Sant Adrià de Besòs, de 41 años, tenía numerosos antecedentes por hurtos y robos con violencia. Los Mossos no tardaron en atar cabos: ella no había sido una rehén, ella también estaba atracando el Bon Àrea y no subió al coche obligada sino porque quería huir. El atracador con el que se marchó, además, era su pareja sentimental, no su 'captor'.

Es decir, solo hubo un ladrón que huyó a pie en dirección al centro de Barcelona, el mismo que los Mossos pudieron detener horas después. Los otros dos que completaban el trío de atracadores eran la mujer y su pareja.

Este pasado miércoles agentes del Grupo Especial dIntervenció (GEI) irrumpieron en el domicilio de la pareja de atracadores en Sant Adrià de Besòs. Solo encontraron a la mujer, que fue arrestada. Los Mossos siguen buscando a su marido por el atraco del Bon Àrea de Sant Andreu, aunque ya no lo hacen por emprender una huida con rehén.