+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

La DGA da por «controlado» el rebrote y descarta aplicar más restricciones

Se van a reforzar las plantillas en los centros de salud ante las numerosas PCR que se van a realizar / Aragón registra otros 49 casos, lo que supone el 25% de los notificados ayer en todo el país

 

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, durante su visita al centro de salud de Binéfar, donde se le tomó la temperatura al entrar. - GOBIERNO DE ARAGÓN

A. LAHOZ
24/06/2020

La alarma nacional que se encendió a principios de esta semana debido a varios brotes de coronavirus en tres comarcas de Huesca, a los que se unió un día después la zona del Bajo Aragón-Caspe, se ha apaciguado. Al menos por el momento. Pese al retorno a la fase 2 de cuatro comarcas y el incremento de los casos en la comunidad, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, aseguró ayer que la situación está «controlada» y «bien resuelta».

De este modo se descarta aplicar medidas más restrictivas como un hipotético estado de alarma que, en cualquier caso, sería decisión del Ministerio de Sanidad. Eso sí, Repollés, que ayer visitó varios centros de salud de la zona más oriental de Aragón, reiteró que si las condiciones epidemiológicas exigiesen una limitación más estricta no se dudaría en contactar con el Gobierno central para extremar las medidas.

Por el momento, la DGA confía en que el distanciamiento social, la reducción de los aforos en los lugares que determina la fase 2 y la «responsabilidad» de los ciudadanos para evitar desplazamientos desde y hacia estas comarcas sean suficientes. «Esto nos pueden permitir contener la situación en unos días», matizó el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo.

Solo por detrás de Madrid / Lo cierto es que pese a esa situación controlada a la que se alude, los datos de nuevos casos de coronavirus en Aragón siguen creciendo. Era y es lo esperado debido a la transmisión comunitaria y el alto volumen de pruebas que se están haciendo. Ya se viene advirtiendo desde días que La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca y Bajo Aragón-Caspe atraviesan el momento ascendente de la curva.

Ayer fueron 49 los nuevos contagios notificados en Aragón, lo que supone el 25% del total registrado en España (196). Solo Madrid, con 50 casos, estuvo por delante. Según los datos de Salud Pública, estos 49 contagios «se están estudiando para establecer su vínculo con los casos ya conocidos» y, de momento, 17 episodios de los registrados corresponden a las comarcas de Huesca afectadas y 15 a la zona de Caspe. Una situación reiterativa a días pasados, cuando casi el total de nuevos contagios guardaban relación con estos rebrotes. En total, las cuatro comarcas suman 165 casos confirmados. En las de Huesca se elevan a 139 y en el Bajo Aragón-Caspe hay 26. Dado que en su mayoría son jóvenes, muy leves o asintomáticos, el incremento de la incidencia no está causando un impacto en los ingresos hospitalarios. Según la información del departamento, en las últimas horas hubo tan solo tres hospitalizaciones, ninguna de ellas en uci.

Repollés insistió ayer en que «lo que más va a ayudar» a evitar nuevos contagios es respetar lo establecido en la fase 2 y extremar la higiene, el uso de mascarillas y el lavado frecuente de manos.
Además, y dado que muchos de los contagios son convivientes en los mismos domicilios con otros contagiados y es necesario un seguimiento y control de los contactos, las pruebas PCR en estas cuatro comarcas se han disparado en los últimos días. Eso ha llevado a la necesidad de reforzar, desde ayer, las plantillas en los centros de salud de médicos y enfermeras «para hacer frente al volumen de pruebas que tienen que realizar», adelantó Repollés.

Reunión con el ministerio / Por otro lado, la consejera mantuvo una reunión por videoconferencia con varios técnicos del Ministerio de Sanidad. Según fuentes del departamento, se trató de un encuentro «muy técnico» donde se puso en común la situación y cómo se está trabajando en la comunidad para controlar el rebrote. «Hay buena coordinación y entendimiento con el ministerio y se va a seguir trabajando en la misma línea», indicaron desde la consejería.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, insistió en la necesidad de que todos los ciudadanos actúen «con responsabilidad y respeten» las medidas de prevención de contagios. «O la hay por parte de la sociedad y las empresas o estaremos a expensas de que haya antivirales o una vacuna», dijo. «Es bastante desolador que después de haber pasado un confinamiento de dos meses y medio ahora la gente tenga la falsa seguridad de que la crisis ha quedado atrás», añadió.

Respecto a los brotes en Aragón, Lambán aseguró que la DGA «ha estado a la altura de las circunstancias» y ahora seguirá actuando «con la misma contundencia». Además, añadió que el Ejecutivo autonómico va a evitar «por todos los medios» que estos rebrotes propicien «un repunte de la xenofobia», haciendo notar que sin los temporeros la economía de la fruta «sería inviable», aseguró.

Casos en Chiprana / Por su parte, el presidente de la Comarca Bajo Aragón-Caspe, Joaquín Llop, explicó que la comarca ha estado «libre» de coronavirus desde hace dos meses, ya que solo se detectaron entre dos y tres casos en Fabara, Maella y Caspe. Los actuales brotes dejan afectados en esta última localidad, pero también tres contagiados en Chiprana y que residen en un mismo alojamiento. Se trata de personas jóvenes, trabajadores en empresas o explotaciones hortofrutícolas. «Nos ha cogido por sorpresa pero ojalá podamos controlar la situación lo más rápido posible», añadió.

Respecto a las empresas dedicadas a la producción de fruta, Llop señaló que ha estado en contacto con los empresarios, concretamente, de dos explotaciones en las que ha habido casos y en las que se han hecho pruebas PCR a todos los contactos de los positivos. «Todas las de la zona están cumpliendo con todas las medidas de seguridad, con un esfuerzo tremendo porque son los primeros interesados en que no haya problemas. Están recogiendo su cosecha y van a obtener los frutos de su trabajo de todo el año», argumentó.

Además de dos posibles alojamientos en Caspe y Maella, se va a contar con la colaboración de la Policía Local y de los servicios sociales comarcales para dar la asistencia y ayuda a domicilio que sea necesaria a las personas afectadas. Asimismo se va a proceder a una desinfección más intensa de varias zonas. «Tenemos que concienciarnos todos, pero hay que dar tranquilidad a la población porque las medidas arbitradas hasta ahora son suficientes», añadió el presidente comarcal, que desconoce hasta cuándo se prolongará la fase 2 en este territorio.