Kiosco

El Periódico de Aragón

Miguel Miranda

Virando a babor

Miguel Miranda

Hablemos de los pobres

Recién celebrada la Semana Santa, imbuidos todos por los sentimientos fraternales que proclaman las cofradías, emocionados por la masiva identificación con un hombre procesado y crucificado injustamente por los poderosos, confesados y comulgados por Pascua florida, hablemos de los pobres. De esos pobres que según el portavoz del Ejecutivo madrileño y consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio no existen. ¿Dónde estarán? se preguntaba el sorprendido portavoz.

Otro Consejero, el de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, como se sabe otro súper experto en la materia, salió a ratificar la opinión de su compañero afirmando que es en el Madrid de Ayuso donde el riesgo de pobreza es más bajo que en otras muchas comunidades autónomas. Estos dos saben mucho más que los auténticos expertos de la Fundación Foessa, vinculada a Cáritas, que afirmaban que en la Comunidad de Madrid hay «un millón y medio de personas en riesgo de exclusión social», lo que supone 370.000 personas más –cinco puntos más que en 2018– e implica «un shock sin precedentes para la cohesión social» en la región.

Pues nada, si no están mendigando por las calles y en las puertas de las Iglesias, es que sencillamente no existen

decoration

Pues nada, si no están mendigando por las calles y en las puertas de las Iglesias, es que sencillamente no existen. Que haya un número limitado de pobres, siempre está bien porque nos permite hacer caridad ganando méritos para el cielo, pero tantos, tantos no, que pone en duda nuestra imagen de Madrid, templo de la libertad y de las terrazas para tomar cañas. Hasta ahora el discurso neoliberal se centraba en deslegitimar la lucha contra la desigualdad, ahora se ha convertido en negacionista. Lo que no existe no merece atención.

Lo de menos es atender al contundente discurso técnico y académico. Para qué molestarse en aprender. Sobre todo si no nos conviene. Se desprestigia y se niega. Todo solucionado. Así hacen política estos sabelotodo irresponsables.

Compartir el artículo

stats