Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Juan Forcén seguirá en el Consejo del Real Zaragoza por deseo del nuevo grupo inversor

El contrato de compraventa establecía que uno de los actuales consejeros continuara en su puesto. Sainz de Varanda, Uguet, Blasco y Yarza dimitirán tras la firma definitiva de la operación el próximo martes, realizada a través de la sociedad RZ LLC, si bien la denominación cambiaría tras consumarse la operación

Yarza, Forcén, Uguet, Sainz de Varanda y Blasco, en una Junta General de Accionistas del Real Zaragoza. JAIME GALINDO

Juan Forcén será el único de los actuales consejeros que seguirá en su puesto y no va a vender el 13,46% que controla del Real Zaragoza, ya que en el contrato de compraventa entre el grupo inversor y los actuales accionistas se estableció como condición sine qua non que uno de los consejeros tenía que seguir en ese puesto y por las sinergias personales establecidas con los próximos propietarios, ya que la oferta del grupo que encabeza Jorge Mas vino de la mano del propio Forcén y de Fernando de Yarza López Madrazo, se decidió la continuidad del primero de ellos.

Mientras, los tres consejeros que tiene César Alierta en el Consejo de Administración, Fernando Sainz de Varanda, Juan Uguet, ambos sobrinos del exmáximo accionista, y Luis Blasco, así como Yarza, presentarán su dimisión justo en el momento en que se haga efectiva la compraventa definitiva de las acciones. Sainz de Varanda es consejero delegado, igual que Blasco, mientras que Yarza y Uguet son consejeros. La firma de esa operación ya tiene fecha definitiva en el próximo martes 24 después de que hasta ayer solo se supiera que iba a ser a lo largo de la próxima semana. Antonio García Lapuente, secretario del Consejo, también dimitirá ese día y, de hecho, los borradores de esas dimisiones ya están hechos.

Antonio García Lapuente, secretario del Consejo, también dimitirá ese día 24 y, de hecho, los borradores de esas 4 dimisiones ya están hechos.

decoration

Para ese día están citados también, aunque todo apunta que no a la vez que los representantes del máximo accionista, y ya tienen la oferta concreta en la mano, Carlos Iribarren y la familia Yarza, accionistas principales minoritarios que controlan un 13,46% cada uno. Al no vender Forcén, la nueva propiedad tendrá el 77,48%, ya que la casi extinta Fundación controlaba hasta el 91%. La sociedad que compra esas acciones es RZ LLC, una fórmula legal de sociedad de responsabilidad limitada y que es la que firmó el preacuerdo César Alierta el 8 de abril, por una cantidad global que ronda los 8 millones y la que ahora ha hecho la oferta a los dos minoritarios de medio millón de euros. Esa sociedad, en principio, solo servirá para la adquisición de las acciones y después variará su nombre para convertirse en la que controle la mayoría del capital del club. El grupo inversor está integrado por, entre otros, los hermanos Jorge y José Mas Santos, Joseph Oughourlian, Gustavo Serpa, Jim Carpenter y Jim Miller.

En el nuevo Consejo de Administración, ratificado en la Junta General Extraordinaria, tendrá que haber no menos de tres miembros, tal y como está fijado en los estatutos del Real Zaragoza. La idea es que sea algo mayor. En el actual, hay ahora cinco

decoration

Lo previsto es que los hermanos Mas y algunos de los componentes del grupo inversor viajen a Zaragoza para hacer la presentación de su proyecto a principios de junio, tal y como contó este diario, una vez que ya se haya firmado de forma definitiva la operación. Jorge Mas será el presidente y en el nuevo consejo de administración, ratificado en la Junta General Extraordinaria que se realizará a tal efecto, tendrá que haber no menos de tres miembros, tal y como está fijado en los estatutos del Real Zaragoza. En principio, la idea es que el número de miembros sea algo mayor. Ahora mismo, el consejo tiene 5 (Luis Blasco, Sainz de Varanda, Uguet, Yarza y Forcén) tras la salida en febrero de Christian Lapetra.

 

El Consejo del Zaragoza hasta febrero, Uguet, Blasco, Lapetra, Sainz de Varanda y Yarza. REAL ZARAGOZA

El nuevo grupo que controla clubs como el Inter de Miami (Jorge y José Mas son propietarios y David Beckham presidente de Fútbol), el Lens francés (Oughourlian) o el Millonarios colombiano (Serpa) supone una nueva dimensión para este club, que por primera vez no estará en manos aragonesas. De momento, este grupo ha hecho una inversión de 16 millones. Una parte irá destinado a la compra del club y otra a inyectar capital a la SAD. La oferta incluye para la familia Alierta, que posee el 50,56% del capital social, que es de 6,3 millones, el pago de sus acciones, casi 3,2 millones, la cuantía del préstamo participativo convertible en acciones, unos 3,8, y la prima por ser el accionista mayoritario para que la cifra global en ese caso se acerque a casi los 8. Desde el próximo martes, el exmáximo accionista ya podrá disponer de ese dinero.

Las cifras

Mientras, el grupo inversor ofrece a Carlos Iribarren y a la familia Yarza medio millón de euros, que fue lo que pusieron en la ampliación de capital para alcanzar los 4,5 millones en marzo de 2015. Los avales que tiene la Fundación Zaragoza 2032, casi 11 millones en dos préstamos de CaixaBank, uno por algo menos de ocho y otro por tres, este último avalado solo por Alierta, los asume también el grupo inversor. La diferencia entre lo que cueste el desembarco, en torno a nueve millones, hasta los 16, es decir unos 7, iría destinada a las arcas del club para solucionar los pagos más inmediatos y preparar la próxima temporada.

La intención del grupo inversor es realizar una ampliación de capital que dejaría con un porcentaje menor todavía a Forcén y que haría que el nuevo máximo accionista superara el 90% del capital. Con esa ampliación y la primera aportación la idea es refinanciar la deuda y hacer al club más sostenible en el día a día, además de elevar el límite salarial, ahora de los más bajos de Segunda, con 5,708 millones oficiales más gran parte del crédito de CVC para ese fin para alcanzar según el presupuesto del club los 7,19. La idea ahora es que el límite esté en torno a 10 millones, aunque en ningún caso se trata de un proyecto con mucha capacidad económica y el Zaragoza, con menos deuda y más aliviado, no se librará de algunas estrecheces.

Compartir el artículo

stats