+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Candidatura polémica

El PSOE pide la dimisión urgente de Guindos como ministro de Economía

Ganará cinco veces más si logra ser vicepresidente del Banco Central Europeo. Los socialistas dudan de la independencia e idoneidad del aspirante español al BCE

 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa qen que anunció candidatura al BCE. - efe

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
09/02/2018

Un día después de haberse hecho oficial la candidatura de Luis de Guindos para la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), que quedará vacante a partir del 1 de junio, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, exigió ayer su dimisión inmediata como ministro de Economía para preservar el prestigio del Gobierno y la credibilidad, imagen e independencia política del BCE.

«No se puede aspirar a la vicepresidencia del BCE, que tiene a gala la independencia en relación a políticos y gobiernos, manteniendo un ministerio tan relevante como el de Economía», recalcó la portavoz socialista en una muestra más del rechazo que suscita en el PSOE la candidatura de Guindos. Según los socialistas, el Gobierno debería haber optado por una mujer con claro perfil técnico para esta candidatura, tal como propugna el propio Banco Central y el Parlamento Europeo.

Precisamente el predominante perfil político de Guindos ha valido que el BCE haya trasladado al Gobierno español su malestar sin que eso haya hecho mella en el ánimo de Mariano Rajoy.

El ministro Guindos anunció el miércoles que en caso de resultar elegido por el Eurogrupo, el 19 de febrero, y de ser confirmado por el Consejo Europeo del 22 y 23 de marzo, dimitirá entonces «de forma inmediata». El ministro se mostró tan convencido de que su candidatura se impondrá a la del presidente de Banco de Irlanda, Philip Lane, que no quiso entrar en consideraciones sobre si también dimitirá en caso de no ganar el nuevo puesto.

AVAL DEL GOBIERNO

La portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados, sin embargo, opinó que Guindos no puede continuar «ni un minuto más». Robles se preguntó «dónde va a tener la cabeza» Guindos a partir de este momento, si en el Ministerio de Economía «o trabajándose sus apoyos para llegar a Fráncfort».

«No me han gustado las declaraciones de la portavoz del PSOE», reaccionó después el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo. «Hay que poner al mejor candidato con independencia de que sea hombre o mujer», dijo en Antena3.

A diferencia del PSOE, Ciudadanos sí valoró ayer las capacidades de Guindos para optar al BCE. «Es bueno que España ponga a personas competentes en organismos internacionales», opinó el presidente de Cs, Albert Rivera, en RNE. Sin embargo, lamentó que deje el Gobierno su ministro «más liberal». «Si el más reformista se va, qué queda en el Gobierno de España», dijo Rivera sin desaprovechar la ocasión de lanzar un dardo al Ejecutivo del Partido Popular.

REMODELACIÓN

La previsible marcha de Guindos a Fráncfort obligará a Mariano Rajoy a abordar algún tipo de remodelación del Gobierno. Es imposible anticipar si el presidente optará por incorporar caras nuevas a su equipo o si, por el contrario, repartirá las competencias de Guindos entre actuales ministros. «No descarto que sea una mujer y tampoco que sea un hombre» quien asuma las tareas de Guindos, dijo ayer Mariano Rajoy haciendo gala de su habitual ambigüedad.

El puesto de vicepresidente del BCE puede servir de retiro dorado para Guindos ya que, de resultar elegido, ganará casi cinco veces más que como ministro. Según el informe anual del BCE, en el 2016 el actual vicepresidente, el portugués Vitor Constancio tuvo un salario básico de 334.080 euros. Como ministro de Economía, Guindos tiene un sueldo asignado de 73.650 euros.

Especial sector bancario

Monográfico publicado el viernes 16 de marzo de 2018.

   
1 Comentario
01

Por Un padre de familia 9:55 - 09.02.2018

!Ag¡ Políticos ¡Ag! Políticos españoles. Maldito país de Caines.