+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

recreación histórica

Borja recrea la llegada de los Reyes Católicos

El municipio se vuelca para que sea una de las grandes citas culturales cada año

 

Los borjanos participaron activamente en los actos organizados durante las dos jornadas históricas. - cesbor

Recreación de una justa medieval. -

CENTRO ESTUDIOS BORJANOS
08/08/2018

Cuando el pasado año propusimos la organización de una recreación histórica y elaboramos el correspondiente proyecto y guion, no podíamos imaginarnos que, en dos años, iba a alcanzar la importancia que ha quedado demostrada en la presente edición ni que, su ampliación a otra jornada, con nuevos actos, nos obligaría a reelaborar su contenido.

Ello ha sido posible gracias al masivo apoyo dispensado por numerosas personas que se han implicado directamente en los papeles fundamentales de las sucesivas escenas que componen la recreación y a las que queremos rendir homenaje con estas fotografías del posado en familia realizado antes de las justas medievales, aunque no estaban todos en ese momento.

Nada se hubiera podido realizar sin el apoyo decidido del alcalde, Eduardo Arilla quien, desde el primer momento, se volcó en el proyecto, asumiendo además el insólito de reto de participar como actor, demostrando sus grandes dotes escénicas. Lo mismo sucedió con el resto de la corporación municipal que se implicó directamente y, de manera especial, el concejal de Cultura, Carlos García, que trabajó intensamente en la preparación de los eventos.

Figura clave para el éxito ha sido la del director, Benito de Ramón. Sus meticulosos ensayos y discreción con la que ejerció su papel en el transcurso de las sucesivas representaciones, justificaron plenamente la ovación que le dedicaron en la plaza del Mercado. Pero, detrás de él, se encontraba su mujer, María Ángeles Ferrández que con su capacidad de trabajo y entrega total le prestó todo su apoyo.

La prueba más evidente de que la recreación lleva camino de consolidarse como una de las principales ofertas de nuestra ciudad la constituye es que, en torno a ella, hayan surgido realidades palpables como el Grupo de Danzas Medievales o un taller de costura, cuyo trabajo oculto puede pasar desapercibido. Al taller se sumó la labor de las amas de casa e, incluso, la comunidad de religiosas clarisas, preparando las telas utilizadas en el engalanado general.

Durante estos días se ha podido comprobar la participación de personas de todas las edades en los papeles fundamentales de la recreación. Sin embargo, es importante poner de manifiesto la implicación de muchos jóvenes, lo que constituye la mejor garantía de continuidad. Lo es también la entusiasta colaboración de cofradías, peñas y diferentes asociaciones.

Junto a ellos queremos mencionar a la gran cantidad de espectadores que presenciaron actos como el de la subida al castillo (que fue uno de los más celebrados y sirvió para dar a conocer a muchos vecinos una parte del casco antiguo que sorprendentemente muchos no habían pisado) o los diferentes acontecimientos en calles o plazas.

La participación de más caballos dio brillantez al espectáculo, especialmente en la marcha hacia el castillo, donde su paso por las angostas calles componía una imagen de gran belleza. Aún habrá más cuando se puedan celebrar juegos como el de la anilla, con la participación de jinetes locales que también los hubo en esta ocasión, junto con los del grupo de especialistas de Los lobos negros.

Otro acierto indudable fue la oferta de actos complementarios de gran calidad, como los conciertos del quinteto Huecha Brass en el Museo de la Colegiata o el grupo Alan Folk en el Teatro Cervantes.

Cesbor colaboró, entre otras cosas, con la exposición de pintura histórica en la Casa de Aguilar, que vino a sumarse a otras dos muestras: la de Jesús Bonel en la casa consistorial y la de José Sanmartín y Santi Sánchez en el Auditorio de Santo Domingo.

No queremos terminar sin hacer referencia a otra expresión del apoyo dispensado a la recreación por muchos vecinos que engalanaron sus casas, algunas ubicadas en lugares muy distantes de los escenarios por los que transcurrió. Lo mismo hicieron muchos establecimientos comerciales. En muy pocas ocasiones habíamos visto a nuestra ciudad luciendo tan brillante aspecto.

Finalmente, hay que valorar el esfuerzo realizado por la brigada municipal para contribuir a ese engalanado general e instalar la infraestructura precisa en cada lugar que, además, cuando fue preciso recogieron con inusitada rapidez. Lo mismo sucedió con los miembros del servicio de limpieza, Policía Local y Protección Civil que desempeñaron las misiones que les fueron encomendadas, especialmente las de control de tráfico en momentos puntuales, como el de la llegada de los Reyes a la plaza de San Francisco. Y, por supuesto a esos voluntarios que se encargaron de preparar las recepciones y la comida servida en la plaza del Mercado. T

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).
Delegado comercial: Sandra Badías.

Depósito Legal: Z-671-2000.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.es
Periodicidad: mensual.

Campo de Borja