+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA LESIÓN DE UN MITO DE MOTOGP

Rossi ya empieza a caminar por la habitación

La colocación de un clavo con tornillos en el interior de su tibia derecha le permitirá una recuperación mucho más rápido de lo esperado

 

Valentino Rossi se coloca los tapones en sus oídos antes de salir a correr ayer en Spielberg (Austria). - AFP / JURE MAKOVEC

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
01/09/2017

Jorge Navarro, de 21 años, ganador de dos grandes premios y uno de los pilotos españoles con más futuro, ahora en Moto2, sufrió, el pasado año, 24 horas después de ganar, en Barcelona, el primer gran premio de su vida, la misma doble fractura de tibia y peroné que acaba de padecer Valentino Rossi, de 38 años, en otro divertido entrenamiento fatal.

Navarro, en medio de la euforia tras haber ganado su primer GP, chocó, al día siguiente, con un piloto de 10 años, mientras «hacíamos carreritas», en el Karting KSB, de Paterna, junto a su pueblo, La Puebla de Vallbona (Valencia). El Doctor se ha producido la misma lesión mientras practicaba enduro con su hermano Luca Marini, Franco Morbidelli, Mattias Pasini y otros.

«Si tiene suerte. Si todo va bien. Si se confirma que las fracturas no le han afectado a la musculatura, pues yo tuve algo de problemas con la musculatura tibial, creo que Vale podría llegar a Aragón (24 de septiembre), aunque estoy seguro que preferirá esperarse al inicio del triplete (Japón, 15 de octubre)», cuenta Navarro, operado por los doctores Ignacio Ginebreda y Xavier Mir, con la misma técnica que el doctor Raffaele Pascarela ha practicado en la pierna derecha de Rossi, la misma que se fracturó en 2010. Rossi ya caminó ayer en la habitación, ayudado de muletas, y Navarro recuerda que él también salió del Institut Dexeus, de Barcelona, caminando.

«Caminé enseguida, sí, cojeando mucho, pero caminaba. Al 50% de movimiento llegas enseguida, luego la mejora ya cuesta mucho más», explica Navarro, que volvió a correr a las cuatro semanas largas, en Alemania, donde acabó séptimo en carrera. «Vale lo tiene mejor, pues mi pierna era la izquierda, la del cambio, y la suya es la derecha, la del freno trasero. Menos esfuerzo, menos necesidad de movilidad total». Navarro insiste en que «con los medios que tendrá Vale, veinte veces mayores a los míos, con fisios, recuperadores y tantas máquinas como quiera, estoy segundo que volverá antes de lo pronosticado». Lo pronosticado son 30/40 días, según el propio doctor Pascarela, que, eso sí, ayer aseguró que «todos conocemos a Valentino y sabemos de lo que es capaz. Deberemos ir paso a paso hasta saber cuando puede volver a correr».

Una operación que facilita la recuperación

«Podíamos haber adoptado por otras soluciones, como colocar plaquitas y tornillos, pero pensamos que la colocación de este clavo, que está hueco por dentro para facilitar la circulación endomedular, le permitirá a Jorge (Navarro) empezar a apoyar el pie mucho antes, de hecho a las pocas horas de la intervención ya caminaba con muletas, y acelerar su recuperación», explica el doctor Ginebreda a EL PERIÓDICO. En el quirófano, mientras el doctor Mir mantenía alineada la tibia, Ginebreda introdujo el clavo de titanio y vanadio en su interior.

«El peroné ni lo tocamos, pues cuando pones recta la tibia, el peroné se coloca solo, si alinea él solo con respecto a la tibia», cuenta el especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología. Mir recuerda que «los primeros días tras la operación son muy importantes para la recuperación (ver infografia de la intervención), pues es vital que la herida no se infecte, que no tenga problemas de piel o músculos ya que, al no tener afectadas las articulaciones, podrá empezar la recuperación más deprisa».

Todo el mundo defiende este tipo de entrenamiento

Siempre que se produce un accidente así, son muchos los que expresan su opinión respecto a lo ilógico de que los pilotos se entrenen en esas condiciones. «La moto es su mundo, su vida, es su manera de vivir. Ellos no tienen otro sitio para entrenarse, no pueden cerrar un circuito cada día para ellos», explica el italiano Carlo Pernat, descubridor de Rossi y actual manager de Andrea Iannone. «La moto es el Disneyland de Valentino. Su mujer es la moto».

«¿Qué si es una 'Balotellata' lo que ha hecho Valentino’?, yo no diría tanto. Yo creo que se estaba entrenando prudentemente, no quiero pensar que iba a tope, no», señala el italiano Giacomo Agostini, el campeón de los campeones, poseedor de 15 títulos mundiales. «Yo no sé si ha imitado a nuestro querido Mario Balotelli, pero si es verdad que, a ciertas edades, y, sobre todo, a mitad de temporada, uno debe ser más que prudente con el tipo de entrenamiento y Vale ya lleva dos lesiones, ésta muy seria, en pocas semanas».