El municipio de Biota ha puesto en marcha, tras varias reformas, las visitas turísticas a su torreón medieval musealizado. Las entradas o visitas guiadas al monumento pueden reservarse ya a través de la página del ayuntamiento: 'www.biota.es' o en la oficina de turismo.

Se trata de un edificio románico datado del siglo XII que se ha ido restaurando para recuperar su esplendor a lo largo de los años gracias al trabajo de cantería, albañilería y carpintería de la Escuela Taller Castillo de Sádaba y el Taller de Empleo Condes de Aranda de Sádaba. Fue finalmente en 2019 cuando, gracias al apoyo y las subvenciones de Adefo Cinco Villas y el Gobierno de Aragón, se creó una escalera exterior y se inició la musealización del torreón.

Un museo que da vida al pueblo

La emblemática construcción se encuentra junto al Palacio de los Vizcondes de Biota y cuenta con tres plantas y una terraza en las que se ofrecen una gran variedad de recursos explicativos que recopilan cada uno de los períodos del municipio, empezando en la prehistoria y llegando a la actualidad. La visita al edificio se inicia en la planta baja, donde los turistas disfrutan de unos contenidos audiovisuales sobre la historia de la localidad de Biota.

Al llegar a la planta calle, los visitantes se nutren de la historia de Biota y su torreón entre los siglos XI y XII, además de la del yacimiento de los Bañales y la presa de Cubalmena, que abastece sus termas. En este punto, cabe destacar un hito como es el del Camino de Santiago, ya que la población cuenta con un ramal perdido de esta ruta que está intentando recuperar el historiador biotano Fernando Ezquerra.

El torreón musealizado cuenta con herramientas interactivas para el público. AYUNTAMIENTO DE BIOTA

Siguiendo con el recorrido y fruto de las etapas históricas que ha vivido el municipio, aparecen explicaciones sobre la Iglesia de Santa Ana (siglo XI), que fue derruida para construir el Palacio de los Vizcondes de Biota (siglo XVIII) con las piedras de la primera, y de la Iglesia de San Miguel (siglo XII), de estilo románico. En la misma planta, los turistas pueden acercarse a Malpica de Arba, una pedanía de gran belleza que forma parte de Biota desde 1971.

En esta penúltima etapa de la visita, también se cuenta la especial y curiosa historia que relaciona Biota con el monte Saso. Lo más peculiar de la trama es que los derechos de las tierras no pasan de padres a hijos, como es habitual, sino que la heredera de los campos es la hija menor, consiguiendo así que muchas familias se queden en el municipio.

En el museo se muestra Biota desde la prehistoria hasta la actualidad. AYUNTAMIENTO DE BIOTA

Llegando al final del recorrido, se produce la salida al torreón. Allí, se aprecian tres mesas de interpretación con explicaciones de algunos de los lugares más relevantes de la zona como son el Moncayo, las Bardenas Reales, la sierra de Santo Domingo o el embalse de San Bartolomé, entre otras. También se encuentra allí información sobre uno de los hitos más importantes, el mirador de Poyad, punto más alto de la zona ubicado entre Biota y Malpica, desde el que se puede disfrutar de unas vistas únicas de toda la comarca cincovillesa. 

Nueva oficina de turismo

La nueva oficina de de información turística, ubicada en el Palacio del Vizconde de Biota, abrió poco antes de Semana Santa y, durante ese periodo, acudieron 150 visitantes. “Hasta ahora, eso, si había pasado, no lo habíamos controlado”, afirma el alcalde, Ezequiel Marco. La agencia permanece abierta en julio y agosto de miércoles a domingo de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00, y durante el resto del año, los fines de semana. Allí también se pueden comprar los tiques de visita al torreón y concertar visitas guiadas.

La nueva oficina turística se ubica en el Palacio del Vizconde de Biota. AYUNTAMIENTO DE BIOTA