Los grandes congresos vuelven a Zaragoza. Si recientemente la capital aragonesa acogió la primera gran feria, con Figan, ahora le toca al Congreso nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), que cumple su 43ª edición. Un total de 3.037 profesionales se citan en el Palacio de Congresos de la Expo de forma presencial (hasta el 2 de octubre) y virtual (del 4 al 8). El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que ha hecho de maestro de ceremonias en la presentación del encuentro en el consistorio zaragozano, ha calificado de «muy importante» esta cita, que tendrá una repercusión económica en la ciudad de entre 6 y 7 millones. Por eso, ha deseado que el encuentro sea «un éxito» para que así otros grandes congresos (este es el primero de gran magnitud presencial desde el comienzo de la pandemia) quieran celebrarse en Zaragoza.

El congreso tiene dos partes, una presencial y otra virtual, según ha contado Ángel González., presidente del Comité Científico, que junto a Azcón, dio a conocer este encuentro, junto a José Polo, presidente de Semergen; y Antonio Pablo Martínez Barseló, presidente del Comité Organizador y de Semergen-Aragon. Las líneas estratégicas a tratar son «los riesgos de la medicalización; los problemas de acceso a los medicamentos», ha dicho González, así como el envejecimiento de la población, el cambio climático y las migraciones. Y todo ello, se hará a través de 147 actividades presenciales, 63 virtuales, además de 2.293 comunicaciones y 290 ponentes, donde se abordarán las últimas novedades en áreas como la cardiovascular, neurología, oncología, diabetes, enfermedades raras, etc. Siempre poniendo énfasis en la «prevención» y también en el covid. 

La primera jornada ha congregado a numeroso público. JAIME GALINDO

La teleasistencia, aseguró Jesús Polo, «ha creado problemas» porque la empatía y la exploración física son «esenciales»; pero en cierto modo ha llegado para quedarse porque «hay cosas para la que no es necesario la presencialidad, como puede ser renovar una receta». Los médicos han hecho también hincapié en la necesidad de vacunación, porque es «la medida más efectiva» y, junto al «saneamiento» la que ha «aumentado la supervivencia de la población». En cuanto al mantenimiento de las mascarillas, Polo ha asegurado que le «asustan más» los botellones de fin de semana que el uso de mascarillas entre personas inmunizadas.

La principal reivindicación de los médicos fue económica. «La Atención Primaria necesita ayuda», dijo el presidente de Semergen a nivel nacional, quien reclamó que todas las comunidades autónomas puedan compartir datos a la hora de atención al paciente y un Plan Nacional de Salud con mayor dotación económica, ya que la inversión actual es del «11 al 14%» del PIB cuando «debería crecer hasta el 25%». Al mismo tiempo, ha reconocido que el Sistema Nacional de Salud está «en tensión» por el covid y por eso «se necesita un Plan de Atención Primaria», que ponga de manifiesto la «necesidad del recambio generacional».

Otro de los problemas es la falta de médicos de Atención Primaria en las zonas rurales, que ha puesto de manifiesto Martínez Barseló, de Semergen Aragón, porque «cuando faltan médicos siempre es en la zona rural», ha dicho Martínez, que lleva 40 años ejerciendo en pueblos. Cree que es «porque no se conoce» y por eso, reivindica «cambiar el modelo actual» y «darle más importancia a otros sanitarios, como pueden ser los enfermeros o los administrativos».

Las actividades están dedicadas a los congresistas, aunque también quieren acercarse a la población, con la instalación, este jueves y viernes, de una carpa en la plaza del Pilar, donde habrá clases prácticas de reanimación cardiopulmonar. Además, este jueves habrá una gala solidaria, en Ibercaja; y un día después, en CaixaForum, con un acto en el que se pondrá en valor los derechos humanos con homenajes a la labor de entidades sociales.