El desarrollo del sector logístico es una de las mayores apuestas de Aragón en los últimos años en un intento por aprovechar la disponibilidad de suelo, la excelente ubicación geoestratégica y constituir una puerta de entrada a Europa. El gran crecimiento de la plataforma logística de Zaragoza (Plaza) y la intermodalidad y la capacidad de conectar corredores y rutas han permitido que el territorio aragonés sea hoy una potencia logística en la escena internacional.

Aragón ocupa el tercer escalón a nivel nacional en el sector logístico, solo por detrás de Barcelona y Madrid, a la par de la Comunidad Valenciana. «La llegada de más promotores internacionales y nuevos operadores ha terminado por dinamizar el sector», indicó Joaquín Cheliz, consultor en Zaragoza de CBRE España. Sin embargo, Madrid y Barcelona carecen de suelo disponible, algo que superficies como Plaza y otros enclaves de la comunidad han solventado a base de ampliaciones.

El sector logístico en Aragón genera el 5,5% del PIB (Producto Interior Bruto) de la comunidad y más de 40.000 empleos y ha puesto de manifiesto la resiliencia durante la pandemia. «Las plataformas logísticas son elementos dinamizadores del presente y del futuro. Estamos volcados en seguir ampliando nuestro enorme potencial en este sector estratégico», destacó el presidente de Aragón, Javier Lambán, en el VI Foro Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas celebrado del 20 al 22 de octubre en Zaragoza. Un evento que pudieron seguir cerca de 7.400 personas de 75 países de forma telemática y que, además, sirvió para mostrar la apuesta, el potencial y las previsiones de futuro de Aragón.

El transporte terrestre es el subsector de mayor importancia ya que supone el 56% del VAB (Valor Añadido Bruto) logístico en Aragón, seguido del almacenamiento y actividades anexas al transporte (22%), de actividades postales y comunicaciones (18,5%) y del transporte marítimo y aéreo (3,5%). La importancia provincial en el VAB en los últimos años se sitúa en torno al 82% de Zaragoza, el 10% de Huesca y alrededor del 8% de Teruel. 

No obstante, «nuestro concepto de logística va más allá del propio sector. Constituye un motor impulsor de otros sectores económicos a través de la intermodalidad y las infraestructuras», señaló la consejera de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón y presidenta de Aragón Plataforma Logística (APL), Marta Gastón.

‘Hub’ logístico

Aragón ha conseguido ya establecerse en la escena internacional como un hub logístico. La futura ampliación de la plataforma logística de Zaragoza (Plaza), el impulso a la multimodalidad y a la autopista ferroviaria Zaragoza-Algeciras y el desarrollo de las plataformas logísticas de Huesca y Teruel figuran en el horizonte más cercano para el Ejecutivo autonómico, que ha visto el efecto tractor que está teniendo y tendrán gigantes compañías como Inditex, Amazon o Bonàrea. A ello hay que sumar las previsiones de ampliación y crecimiento de la Terminal Marítima de Zaragoza (TMZ) y la Terminal Intermodal de Monzón (TIM), que actúan como puertos secos conectados directamente con los puertos nacionales y donde la logística y la intermodalidad juegan un papel de primer orden. Aragón está en primera línea en parte también por el uso combinado del transporte por carretera, ferroviario, marítimo y aéreo.

Zaragoza cuenta además con el segundo aeropuerto de España en transporte de carga y con mucho potencial aún de crecimiento, pero también con centros de generación de investigación y talento como Zaragoza Logistics Center (ZLC) e Itainnova, Aragón Exterior y el clúster Alia. Entre las asignaturas pendientes figura el impulso de conexiones viarias y corredores y la reapertura de la línea del Canfranc para el transporte de viajeros y mercancías con Francia.

Plataforma logística de Zaragoza

En esta red estratégica, Aragón presume de Plaza, una de las mayores y más avanzadas plataformas logísticas de Europa con conexiones por carretera y ferrocarril, el aeropuerto de Zaragoza a kilómetro cero y con un futuro enlace con el sur de la Península Ibérica a través de autopista ferroviaria que unirá Zaragoza con Algeciras. En el ranking 2020 de plataformas europeas, Plaza se situó como la cuarta mejor plataforma continental y la mejor de España. Ocupa una superficie total de 1.800 hectáreas junto a la A-2 y en el centro económico del país, a 300 kilómetros de ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia o Toulouse.

En los últimos cuatro años, las cuatro plataformas públicas aragonesas (Zaragoza, Huesca, Teruel y Fraga) han vendido 1,3 millones de metros cuadrados y, a día de hoy, solo queda libre el 25% del suelo logístico en el territorio aragonés. De hecho, Lambán anunció hace unos días una ampliación proyectada para la plataforma de Huesca (Plhus). No proporcionó más detalles a la espera de darlos a conocer próximamente, pero sí adelantó que supondrá «otro espaldarazo añadido» para la posición aragonesa en el plano internacional de la logística, que «va a ir cada día a más».

El primer sector

Aragón confía en que esta apuesta por la logística permita a la comunidad seguir estando a la vanguardia en distintos sectores económicos y continuar aunando a los distintos agentes y territorios en un mundo donde la intermodalidad sostenible será clave. «La logística puede ser en diez años o menos el primer sector económico de Aragón. Tiene todavía un gran potencial de crecimiento. No son solo almacenes, tiene asociados centros de datos, drones, gestión de procesos o digitalización», auguró a este diario el presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), Francisco Aranda. «Tiene todos los ingredientes para el éxito. El paso siguiente es ir al mundo a venderse. A raíz de los problemas de la híperdependencia de Asia, hay fabricantes que se están planteando salir de allí y relocalizarse en Europa. En esto Aragón tiene mucho que decir», añadió.

Y en ese desafío se encuentra inmerso Aragón. De cara a los próximos años, el objetivo marcado es «seguir creciendo y ampliando sectores económicos», destacó Gastón en el marco del foro mundial. «Si ahora mismo la logística está inmersa en la automoción y la alimentación, con esa derivada de la logística en frío en la que pretendemos especializarnos para los productos perecederos, queremos ampliar nuestro potencial logístico a otros sectores como el farmacéutico, los graneles o el petroquímico», añadió.